Canadelo Bajo, el barrio donde el uso de Internet es una auténtica proeza

Luis Carlos Llera Llorente
luis carlos llera VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vázquez

A pocos metros del Círculo de Empresarios de Galicia, se corta la fibra óptica y hay telecomunicaciones del siglo pasado

02 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«¿Sabes cuál es la fibra más rápida?», pregunta un cartel en el nudo de Isaac Peral. A poco metros de allí, los vecinos tienen muy claro cuál es la más lenta. El barrio de Canadelo no existe como tal oficialmente, pero sí en la práctica. Y en esa zona las telecomunicaciones del siglo XXI todavía no han llegado, al igual que otros servicios que están anclados en el pasado.

Los conductores que toman la autopista AP-9 a la altura del nudo de Isaac Peral apenas reparan en una calle que parece morir a pocos metros a mano derecha. El vial que comienza con unos edificios se va estrechando y linda con el talud de la autopista. Allí encajonada, se prolonga la calle Canadelo Bajo, que se bifurca más adelante en otros callejones estrechos como Eira o Callao.

El despliegue de fibra óptica solo llega a mitad de la calle. Así que el resto del barrio no dispone de fibra óptica. La respuesta del anuncio de Yoigo parece un chiste a las puertas de un conjunto de casas tradicionales que apenas se ven porque se encuentran entre el talud de la autopista y los grandes edificios de García Barbón. Entre las torres de Ífer, donde se ubica el Círculo de Empresarios de Galicia, y la vía de alta capacidad viven varios cientos de personas aisladas tecnológicamente. Lo cuenta un portavoz vecinal, Adrián Seijo, un joven que trabaja en una importante empresa pero que en su casa no puede casi ni hacer consultas por Internet por lo lento que va.