La intervención en fachadas desata la alarma entre los vecinos de Elduayen

Los residentes denuncian perforaciones sin permiso y el Concello lo niega


vigo / la voz

Las obras del túnel de la Porta do Sol empiezan con polémica. Vecinos de los edificios del entorno denuncian que operarios han comenzado a taladrar agujeros en sus fachadas. Esta acción está sembrando inquietud entre los residentes, que no estaban informados previamente. Algunos afectados avisaron ayer a la Policía Local. Una patrulla se presentó sobre las diez de la mañana y paralizó la actuación. Los obreros les han explicado que se trata de unos dispositivos topográficos.

Mientras tanto, el Concello afirma en un comunicado que «en ningún caso se realizou perforación algunha en fachadas». Señala que se están aprovechando perforaciones ya existentes para colocar prismas de auscultación y puntos de nivelación, es decir, sistemas de vigilancia y seguridad que ya figuran como requisito en el proyecto para el control de las edificaciones.

Pero lo hizo sin contar permiso de los propietarios. El Concello no los ha instalado en los inmuebles cuyas comunidades no lo han permitido, pero en breve lo solicitará formalmente por escrito. «A veciñanza debe saber que este protocolo de control é para a seguridade das edificacións e, polo tanto, son actuacións recollidas no proxecto que non están danando o patrimonio e retiraranse ao acabar as obras sen neingún tipo de afección ás fachada», señalan en la nota informativa.

A los propietarios de las viviendas no les consta que tengan ninguna autorización para colocar estos sistemas de medición. Rute Pallares cuenta que ayer por la mañana se fue a trabajar y le avisó un vecino de que había una plataforma elevadora y personas subiendo por los edificios con un taladro. Ayer actuaron entre el número 6 y el 22 de la calle Elduayen. Llegaron hasta ese último número porque una vecina avisó a la Policía Local y entonces no pudieron seguir. «Todas las viviendas de la calle Elduayen y el Casco vello están protegidas por Patrimonio. Son edificios a conservar y, por tanto, Patrimonio tiene que emitir un informe permitiendo que se toquen las fachadas y no lo tienen», afirma esta vecina de la calle Elduayen.

Más de 30 vecinos salieron a la calle alarmados. Los operarios argumentaban que tenían un a autorización verbal de un concejal para colocar estos dispositivos. Los residentes se mantienen alertas porque no han acabado el trabajo y volverán. «Esperamos que el Ayuntamiento nos comunique lo que va a hacer, pero nos cuesta creer que Patrimonio de permiso para perforar viviendas», afirma Rute. Con independencia de que estén a favor o en contra de las obras, no les parece de recibo que se invadan sus fachadas sin que desde las administración local les hayan comunicado nada oficialmente.

Del mismo modo, también se ha intervenido en edificios en la Porta do Sol. Ana Beatriz, una vecina de la zona, afirma que el lunes vio cómo estaban taladrando el edificio Simeón.

Protocolo antigrietas

Por otra parte, el Concello también ha puesto en marcha un protocolo por las grietas que se puedan producir con las obras del túnel. Técnicos están visitando estos días los domicilios para comprobar el estado de los pisos. El objetivo es poder tener un diagnóstico de cómo se encuentran actualmente las paredes de los inmuebles ante posibles reclamaciones que se puedan presentar en el futuro.

Los vecinos tendrán que armarse de paciencia porque quedan por delante dos años de obras para crear la gran plaza peatonal. Las obras, que según el alcalde son las más importantes que se hayan hecho en la ciudad, tienen un presupuesto de 17 millones de euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La intervención en fachadas desata la alarma entre los vecinos de Elduayen