Borja Yebra: «El fútbol es muy sencillo a simple vista, pero lo difícil es ejecutarlo»

El experimentado centrocampista contribuye al éxito del mejor equipo gallego de la Segunda B


Borja Yebra (Chantada, 1983) debutó en la Segunda B de la mano de Milo Abelleira, allá por el 2004, con la elástica del desaparecido CD Ourense. Universidad de Las Palmas, Atlético Ciudad, Guadalajara, Marbella y Boiro aparecen en sus credenciales en la categoría de bronce, ya catorce temporadas que solo interrumpió para participar en el último ascenso ourensanista desde la Tercera División. Las tres últimas campañas lo han asentado en O Vao, donde es una de las piezas claves para que el Coruxo se haya convertido en el mejor equipo gallego del grupo.

-Los números cantan. Solo perdieron uno de los once últimos partidos en Liga. La trayectoria del Coruxo es excelente.

-Estamos en buena dinámica. Sobre todo porque en el primer tramo de la Liga siempre teníamos algún problema con lesionados o bajas. Después todo se fue solucionando y cuando más compromisos teníamos, el equipo fue a más. La verdad es que nos hacía mucha ilusión lo de la Copa del Rey y fuimos creciendo.

-¿Ha cambiando mucho en estos tres años en los que ha visto pasar a técnicos como Rafa Sáez, los hermanos Montes y ahora Míchel Alonso?

-Cada entrenador tiene sus puntos de vista y sus matices, pero todos han dejado algo en el Coruxo. Por lo general los técnicos arman un buen equipo en defensa y después añaden sus pinceladas en ataque, pero esto va siempre de conseguir victorias. El fútbol es muy sencillo a simple vista, pero lo difícil es ejecutarlo.

-¿Y ahora ya se puede decir que juegan como les había planteado el míster?

-Míchel venía con su idea y nos animó para ponerla en práctica. Lo cierto es que ahora mismo estamos consiguiendo un equilibrio en nuestro juego. Este Coruxo es mejor equipo que el del inicio de la temporada y eso quiere decir que hemos trabajado bien a lo largo de los últimos meses. Evolucionamos cada semana.

-¿Qué destacaría de esta competición, apelando a su experiencia en los últimos años?

-La igualdad es máxima. Basta con mirar a la clasificación. Solo se escaparon los tres primeros y me cuesta pensar que puedan volver a sumar tantos puntos en la segunda vuelta. Por abajo, las distancias son mínimas y hasta el Sanse, que parecía descartado cuando le ganamos aquí, parece capaz de remontar, porque miras y ha ganado tres partidos de cuatro. Hay que seguir trabajando fuerte, porque a partir de ahora todos espabilan.

-Pasó por equipos con solera, pero se instaló con comodidad en un modesto como el Coruxo.

-Es un club sencillo, con sus particularidades como todos, pero en el que se puede trabajar muy bien el día a día, para lo bueno y lo malo. Con esto último me refiero a que tampoco tiene demasiada repercusión todo lo que se hace bien, que es mucho. Lo que sí está claro es que aquí me divierto y si somos varios los que nos divertimos, los resultados llegan.

-¿Aún le queda cuerda para mantenerse a este nivel?

-La correa de distribución sigue tirando. Cuando haya que cambiarla, igual es hora de hacerse a un lado. De momento me enfrento a jóvenes en filiales de las mejores canteras del mundo y puedo competir. Las lesiones me respetan, pero toca decidir al final de cada campaña.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Borja Yebra: «El fútbol es muy sencillo a simple vista, pero lo difícil es ejecutarlo»