«Corregir una erre a los cinco puede llevar un año, mejor detectarlo a los 3»

El gabinete de psicología infantil Arca, con más de 35 años de experiencia, está especializado en atención temprana y trabaja con familias de 12 escuelas infantiles, cinco municipales y siete privadas


Vigo

¿Es normal que a esta edad todavía no....? El mantra de los padres de Vigo y de cualquier rincón del mundo tiene, en realidad, fácil solución. Más allá de las comparativas con los demás infantes del parque o de las charlas entre progenitores orgullosos, sin duda nada como un experto para garantizar que los tiempos de desarrollo son los correctos. 

De esa labor se encargan en Arca, gabinete de psicología infantil especializado en atención temprana y que desempeña su labor en Vigo desde 1982. En sus dos consultas los doce profesionales que trabajan allí no solo atienden a los 250 usuarios mensuales que se acercan, si no que trabajan a mayores con otras 700 familias. Se trata de los pequeños que están inscritos en cinco de las escuelas de infantil municipales que hay en la ciudad, a los que se suman otras siete que lo hacen en guarderías privados. 

«Nuestro objetivo es trabajar con las familas para poder desarrollar estrategias y que se desenvuelvan de un modo más eficaz. Nos especializamos en terapia familiar porque al final los problemas están ahí, en el día a día», comenta su responsable, José Cardama, que destaca que arrancaron dos psicólogos y poco a poco formaron el equipo actual. Hoy cuentan con tres logopedas, dos maestros especializados en educación infantil, una pedagoga y seis psicólogos, cuatro de ellos especializados en psicoterapia. A ellos se une un ayudante de oficina y también los estudiantes en prácticas que acuden semestralmente a las instalaciones, gracias a los convenios de Arca con las universidades y centros de formación. 

Consulta

Por sus instalaciones pasan niños con problemas de rendimiento escolar, autistas, con déficit de atención o hiperactividad, pero sobre todo muchos pequeños que requieren de atención emocional. «El modelo educativo de hoy en día no favorece las competencias emocionales», comentan desde el centro, donde huyen de uniformes e intentan que los pequeños se sientan en un entorno familiar. «En realidad con problemas graves solo hay un 5% de menores, pero sin embargo atendemos una alta demanda en consulta de padres que vienen desde las escuelas infantiles en las que trabajamos. A la gente no suele gustarle escuchar que hay un problema, pero tenemos el compromiso de detectarlo». Para que todo el engranaje sea mejor, desde Arca reclaman que exista un programa de prevención en todas las escuelas. «Corregir una r a los cinco puede llevar un año, mejor detectarlo a los 3», explica José Cardama. 

En su caso ellos visitan los centros con los que trabajan una vez por semana, observan a los menores, consultan con los profesores y están atentos a cualquier retraso o problema que pueda surgir. Finalmente se realiza un test de desarrollo que se le entrega a las familias para que puedan ver cuáles son los puntos fuertes y débiles de los pequeños y puedan hacer actividades vinculadas. Además, las familias pueden enviar consultas o llamar al gabinete para cualquier duda. 

Retardo en el habla

Uno de los problemas generalizados que han detectado en su gabinete es el retardo en el habla de los pequeños. Vinculado tal vez a una alimentación más blanda, a un adelanto de sus peticiones o a múltiples factores. «En los últimos años se ha notado mucho, hay que trabajar mucho en la prevención porque cuando se interviene a tiempo se mejora en todos los niveles. Los psicólogos no podemos ver el futuro, solo sabemos qué requisitos se deben cumplir y cuándo. Trabajar en la prevención es complejo pero es lo más efectivo». 

Al tiempo que detallan su importancia, recuerdan que en Vigo y en Galicia no está desarrollada suficientemente la atención temprana. «Cuando en el resto de España se detecta una problema en la escuela infantil se manda al pediatra y de ahí se envía a un equipo de atención temprana, pero aquí se puede tardar meses y no hay un trabajo de modelo de entornos naturales, es decir, de implicar a la familia y buscar solución fuera de las consultas». 

«Lo de los regalos es un problema gordísimo, creo que lo mejor es llegar a un acuerdo con el niño para guardarlos y sacar poco a poco. Y con los electrónicos, poner horarios o incluso un contrato de uso»

Sobre el trabajo con los niños, desde el gabinete de psicología infantil Arca hacen hincapié en la importancia de la organización y de las rutinas. «Las vacaciones serían el momento ideal para instaurar algunas rutinas pero parece que ocurre todo lo contrario», explican sobre la vuelta de las Navidades. 

Regalos navideños

Para gestionar mejor todo tras las fiestas, apuestan por pactos. «Lo de los regalos es un problema gordísimo, creo que lo mejor es llegar a un acuerdo con el niño para guardarlos y sacar poco a poco. Y con los electrónicos o los móviles, poner horarios o incluso un contrato de uso». 

La clave es que se puedan usar móviles y otros dispositivos pero bajo unas condiciones y sobre todo, que no afecten a las relaciones personales de los niños ni a sus estudios ni otros momentos de ocio. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Corregir una erre a los cinco puede llevar un año, mejor detectarlo a los 3»