El gobierno acepta la sentencia que devuelve a los comuneros de Cabral los terrenos del IES Carlos Casares y del Saladino Cortizo

La administración local no recurrirá el fallo que anula la cesión de las parcelas a la Xunta


vigo / la voz

El Concello no va a pelear por los terrenos en los que se ubican el IES Carlos Casares y el colegio de educación especial Saladino Cortizo, en los montes Gorxal y Bandeira, respectivamente. La administración local cedió hace más de 40 años unas parcelas que no eran suyas al Ministerio de Educación para construyera estos centros. Una sentencia reciente del juzgado de primera instancia número 1 de Pontevedra ha anulado dichas cesiones, reconociendo la propiedad que ejercen los comuneros de Cabral desde tiempo inmemorial.

La última junta de gobierno local de 2019 acordó no recurrir este fallo. Los servicios jurídicos del Ayuntamiento aconsejaron dar por buena la sentencia conocida el pasado 19 de noviembre. En el procedimiento consta como parte demandada la Xunta de Galicia y como parte como demanda el Concello de Vigo. El motivo por el que se demanda a la Xunta es porque la comunidad de montes considera que los terrenos ocupados actualmente por el IES Carlos Casares y el Centro de Educación Especial Saladino Cortizo forman parte del monte vecinal en man común.

La causa por la que se se demandaba al Concello era porque cedió esos terrenos en los años 1975 y 1979, de acuerdo con la legislación vigente en aquella época. Desde entonces, la administración local no intervino en las parcelas, que dejaron de tener la consideración de bien municipal. «Ao carecer o Concello de Vigo de interese na defensa dun ben que hai máis de 40 anos que non é municipal non resulta procedente apelar a sentenza», reza la propuesta de acuerdo aprobada. Además, la anulación de los acuerdos de cesión no conllevan ahora ninguna actuación administrativa, por lo que no hay nada que ejecutar por parte de la administración local.

Acuerdo

La Xunta no tendrá que negociar en principio con la comunidad de montes por el uso de sus porciones de terreno. Los comuneros aprobaron en una reciente asamblea dejar las cosas como están, siempre y cuando la administración autonómica mantenga los usos educativos, sin cobrarles ningún tipo de canon.

No es el primer fallo que da la razón a los comuneros de Cabral sobre las actividades que se desarrollan dentro de su territorio. La Audiencia Provincial de Pontevedra ratificó recientemente que la parcela donde se levanta la ITV de Peinador pertenece a la misma comunidad de montes.

Además, en septiembre, otro fallo judicial devolvió a los comuneros de Lavadores el suelo donde se ubica el centro de Formación Profesional Manuel Antonio y un geriátrico, ambos también dependientes de la Xunta.

Los comuneros también pretenden terrenos del monte de Cotogrande, generando inquietud entre vecinos y empresarios de la zona porque los comuneros han entrado en las fincas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gobierno acepta la sentencia que devuelve a los comuneros de Cabral los terrenos del IES Carlos Casares y del Saladino Cortizo