La falta de policías locales impidió atender todos los requerimientos ciudadanos por exceso de ruido en Nochevieja

Las patrullas desplazadas realizaban servicios de seguridad pública que impidieron atender las peticiones de ayuda de vecinos denunciando el exceso de ruido en locales y viviendas particulares


El 2020 comenzó en Vigo con el reguero de incidencias propias de cualquier Nochevieja. La madrugada, explican en la Policía Local, fue «tranquila». Cuestión aparte fueron las primeras horas de la mañana, que en el caso de la Policía Local volvió a verse condicionado por la falta de agentes que sufre esta plantilla municipal. Basta decir que el reguero de servicios prioritarios que iban surgiendo impidió que se pudieran atender las llamadas de vecinos denunciando el exceso de ruido en locales y viviendas en las que la fiesta se prolongó hasta las 11 horas. Fueron unos diez requerimientos los que dejaron de atenderse.

La noche de fiesta también implicó al menos un episodio de violencia de género en un piso próximo a Camelias. Una mujer, sobre las 7.05 horas, llamó al 112 alertando de que su pareja mantenía una actitud muy agresiva. Una patrulla de la Policía Local y otra de la Policía Nacional se desplazaron al inmueble y acabaron arrestando al hombre, que protagonizó el altercado con su pareja en presencia de dos menores de edad. A falta de datos oficiales, explican en la Policía Local que el número de positivos por alcohol y drogas ha sido superior al número medio que suele registrarse cada fin de semana, y eso que no se plantearon controles específicos. «Son llamadas de vecinos que presencia alguna cafrada al volante o de compañeros que recorrían la ciudad e interceptaron a estos infractores».

El despliegue de agentes municipales, esta madrugada y durante la mañana, lo formaban 9 patrullas, con dos funcionarios cada una, y dos vehículos de atestados. A mayores, en Fragoso, superadas las 7 horas, se registró un enfrentamiento en un inmueble. Fue una vecina la que llamó al 092 alertando de que dos personas se amenazaban a gritos. Los agentes, una vez en el piso, comprobaron que la riña era entre dos hermanas, una de las cuales tenía a un bebé que se acabó cayendo al suelo. Los facultativos de la ambulancia del 061 movilizada fue decidieron que el bebé fuese trasladado al Hospital Álvaro Cunqueiro para someterse a una completa revisión. Añaden en la Policía Local que no presentaba lesiones de consideración, pero se optó por movilizar al bebé para descartar lesiones internas.

En el caso de los bomberos de la ciudad la Nochevieja fue mucho más tranquila. Pasadas las 10 horas, explican en este departamento que no tuvieron más incidencia que una medición de gas en una vivienda de Bembrive. Sobre el resultado de la medición, añadieron en el departamento, «no podemos informar». Sí lo hizo el 112 en un comunicado público al detallar que dicha salida de bomberos implicó el traslado sanitario de dos vecinos por intoxicación, posiblemente causada por un brasero. Los hechos ocurrieron sobre las 5.30 horas. A mayores, la Guardia Civil de Tráfico también realizó controles de alcohol y drogas en todo el perímetro de la ciudad desde primera hora de la mañana.

Doce intoxicaciones etílicas

La noche fue movida en urgencias, según fuentes del Hospital Álvaro Cunqueiro. Doce pacientes llegaron pasadas las doce con intoxicaciones etílicas, entre ellas una persona que entró inconsciente. No solo había jóvenes.

Además, poco después de las campanadas llegaron dos personas de unos 40 años procedentes de un PAC porque habían sufrido quemaduras manipulando petardos. Uno de ellos estaba herido en un ojo y tuvo que ser revisado por un oftalmólogo por si tuviese afecciones oculares. Todo quedó en el susto.

Ya de madrugada hubo un espectacular accidente en la autovía A-52 en el que se vieron involucrados dos coches. Uno de ellos golpeó a otro, saltó por el aire y ardió. El piloto sacó a su acompañante, una mujer, por sus propios medios, como pudo. Ambos fueron trasladados al hospital y sorprendentemente no tenían más que magulladuras.

Violencia de género

Por su parte la Policía Nacional relizó actuaciones vinculadas a violencia de género y acudió a la llamada de emergencia de un señor que se encontró mal y se murió en la calle por causas naturales. 

Entre los incidentes de esta primera mañana del año en Vigo también destaca que un vuelo con destino a Peinador tuvo que ser desviado a Santiago debido a la niebla. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La falta de policías locales impidió atender todos los requerimientos ciudadanos por exceso de ruido en Nochevieja