Una tragaperras en plena Red Natura

Localizan gracias a una foto de Facebook la máquina que robaron a peso en un bar


a guarda/ la voz

A Guarda cierra uno de sus años con más robos con fuerza. Numerosos comerciantes y hosteleros han sido blanco de ladrones que han asaltado sus negocios para hacerse con botines de menor valor económico, muchas veces, que los daños que dejaron tras de sí. Reventar máquinas tragaperras o expendedoras de tabaco para llevarse el cajetín es una práctica habitual en locales de hostelería violentados, tanto en A Guarda como en cualquier otro municipio. Pero la guinda es llevarse directamente la máquina tragaperras. Y también lo han conseguido.

El joven Manuel Sobrino Senra, apasionado y estudioso de la naturaleza, salió el lunes, cámara en mano, a dar un paseo por Salcidos cuando tuvo que hacer la foto que nunca habría querido. «Fui a pasear por la marisma, como tantas otras veces cuando, de repente, me encontré con una máquina tragaperras metida en el agua», explica. Su asombro fue en aumento según se acercó al extraño ser inerte que ocupaba uno de los espacios naturales de mayor valor e interés paisajístico de la costa guardesa, ya que, además de estar incluido en la Red Natura, el lugar está catalogado como zona de especial protección de aves (ZEPA). «Primero vi un trozo, luego otro y al final todas las piezas de la máquina», recuerda el autor de las imágenes, todavía sorprendido.

Tras dar parte al Seprona (el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) del hallazgo, subió las imágenes a su blog, El naturalista cojo y enseguida se multiplicaron las visitas y las comparticiones. Era cuestión de tiempo que llegaran a manos del segundo protagonista de esta historia, que es además el más perjudicado.

Mientras Manuel Sobrino Senra encontraba la tragaperras en la marisma de Salcidos, la dueña de la cafetería Alameda, en el centro de A Guarda, se topaba con el hueco que dejaron los ladrones al llevársela de su establecimiento. «Nada máis chegar xa vimos que a levaran. Tiveron que ser polo menos tres e ter un furgón para sacala pola porta traseira da cociña», explica Elisa Martínez Silva. Poco después de avisar a la Guardia Civil y al responsable de la máquina se enteraron de dónde se encontraba. «Miramos polo Facebook que estaba no río, creo que ían hoxe [por ayer] a intentar sacala dalí», señaló. Sin embargo, ayer por la tarde seguía en el humedal.

No es la primera vez que sufren un robo con fuerza en su establecimiento. «Xa é o segundo no mes. A outra vez levaron o diñeiro da caixa e 50 euros da miña carteira, uns 300 entre todo como na madrugada deste luns, cando levaron a tragaperras, cuns mil euros dentro e unha serie de lotería de Nadal que temos que anular», recuerda la gerente del establecimiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una tragaperras en plena Red Natura