Pagarán 2.500 euros por daños morales a la dueña de una perra atacada brutalmente por otro can

e. v. pita VIGO / LA VOZ

VIGO

M. Moralejo

La propietaria sufrió un daño psicológico al ver destrozada a su mascota y tener que ordenar su sacrificio

21 nov 2019 . Actualizado a las 10:45 h.

La sexta sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, ha confirmado que una viguesa percibirá 2.500 euros de indemnización en compensación por los daños morales que sufrió al ver el estado en el que quedó su mascota tras ser atacada salvajemente por un perro de presa que estaba suelto en la vía pública y sin bozal. Era de la raza American Staffoshire Terrier, potencialmente peligroso y su amo tenía la licencia caducada.

El dueño del can agresor solo quería pagar mil euros porque le parecía desproporcionada la cifra que exigía la otra parta pero el tribunal dice que la cuantía «no es excesiva ni arbitraria» si se tiene en cuenta el disgusto que se llevó la dueña, que se vio obligada a practicar la eutanasia a su mascota ante la imposibilidad de la recuperación de sus lesiones, de carácter irreversible.

La sala valoró el dolor e impacto psicológico de la demandante y su familia por la pérdida de su animal de compañía, con el que convivían desde el 2007. A lo largo de una década, se fraguó una relación afectiva entre el animal y la familia.