Dimisión en bloque en la cofradía de Redondela

10 de sus 19 directivos fuerzan la convocatoria de elecciones ante el riesgo de quiebra del pósito


Redondela

La crisis que arrastra la cofradía de San Juan de Redondela ha provocado la dimisión en bloque demás de la mitad de su junta general. La ruptura se materializó ayer tarde cuando diez de los diecinueve miembros de la directiva renunciaron «tras agotar todas las vías posibles de entendimiento con el patrón mayor». La directiva del pósito tuvo que encargar a finales de octubre un plan de viabilidad ante una fuerte caída en la facturación, que llegó hasta un 30 % pero se descartaron alternativas como un ERE el recorte de un 18 % de los salarios o el despido de tres de sus cinco trabajadores. La división se escenificó en la reunión de ayer y, tras la fractura de la directiva, habrá que constituir una comisión gestora que, llegado el momento, convocará unas nuevas elecciones.

Los dimisionados afirman que su decisión «no es para eludir resonsabilidades ni compromisos con la cofradía sino que es una decisión a la que nos vemos forzados ya que los actos y las formas del patrón mayor imposibilitan cualquier actuación que se quiera emprender». Piden disculpas a los compañeros «que ponemos en esta situación incómoda» y avanzan su decisión de presentarse a los futuros comicios para elegir a la nueva directiva de la cofradía. Los ya ex miembros de la junta dicen que ninguno de ellos recibió ese plan de viabilidad ni son conocedores de la situación económica real y actual del pósito. Indican que las únicas informaciones de las que disponen «pese a ser los más perjudicados porque esramos a ter retrasos non pagos que a cofradía nos debe facer regularmente», les llegan a través de los medios de comunicación. «Lo único positivo que se consiguió, y fue gracias a la presión ejercida por los miembros de la cofradía en la asamblea del 31 de octubre, fue la constitución de un grupo de trabajo integrado por dos personas de cada oficio para que se presente una valoración del estado actual, con medidas a tomar y sugerencias de nuevas fuentes de ingresos que se puedan poner en marcha desde la cofradía. Todos los que hemos presentado la dimisión deseamos que ese grupo de trabajo siga desarrollando su cometido y que pronto nos presente el fruto de su trabajo», trasladan en un comunicado.

Ellos discrepan frontalmente con el hacer del patrón mayor, Clemente Bastos. «El solo intenta retrasar los pagos, forzar la readmisión de la anterior secretaria y mantener en el ocultismo la situación económica de la cofradía. El único camino que se nos ofreció fue, conforme al artículo 34 de los Estatutos, que se constituya una comisión gestora por la dimisión de la mayoría de miembros de la junta general», argumentan.

Tras este movimiento, toca mover ficha a la Xunta. El secretario del pósito ha de informar a la Consellería do Mar en los próximos cinco días hábiles y después se abre otro plazo de hasta quince días para que se constituya la comisión gestora, de la que no pueden participar miembros de los órganos de gobierno disueltos, y que además de convocar elecciones han de mantener el timón de la cofradía hasta que la nueva directiva tome posesion de sus cargos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Dimisión en bloque en la cofradía de Redondela