Sensores para chivarse de plagas o de humedades a pie de viña

Aimen desarrolla tecnología que ahorrará costes a las bodegas


o porriño / la voz

El viticultor o bodeguero ya no tiene que estar a pie de viña para vigilar si la vid tiene plagas o está seca. El centro tecnológico Aimen lidera desde O Porriño un proyecto transfronterizo que busca desarrollar un sistema para la monitorización de viñedos y que permitirá a las pymes del sector controlar sus plantaciones en tiempo real, a distancia y con precisión. El proyecto Viniot controlará la humedad, el estado de maduración de la uva o la existencia de plagas. Ofrecerá un sistema de alertas que informará a los técnicos de las bodegas de las incidencias que pudieran producirse, permitiendo corregirlas de forma ágil. Con ello, se conseguirá una reducción de los costes de producción de la uva, aumentar el volumen de la cosecha y mejorar la calidad del vino resultante. Para asegurar que el sistema es válido para diferentes tipos de viñedos, variedades de uva y condiciones climáticas, se realizarán ensayos agronómicos en diferentes regiones del sur de Francia, norte de Portugal, Galicia y La Rioja.

La principal innovación del sistema Viniot es que fusiona en una misma solución las dos tecnologías que se utilizan actualmente de forma independiente en la monitorización de viñedos: la imagen multiespectral y los sensores de terreno. Con ello, se logra un sistema de control superior a los actuales (que se usan por separado) a partir de una arquitectura Internet de las Cosas que permita fusionar la información relevante para tener datos más precisos de la uva, planta, parcela y viñedo.

Viniot ahorrará costes de análisis de laboratorio, optimizará el coste del riego, disminuirá el consumo de productos fitosanitarios al poder detectar de forma temprana las enfermedades en el viñedo. Asimismo, se espera que este mismo sistema pueda ser transferido a otro tipo de cultivos con pequeñas adaptaciones.

Tres países

El proyecto está financiado con el programa europeo Interreg y cuenta con un presupuesto de 1.418.705 euros. El consorcio está compuesto por Aimen, el Institut National de Recherche en Sciences et Technologies pour l’environnement et l’agriculture (Irstea) de Francia, la Axencia Galega da Calidade Alimentaria, el Institut National de la Recherche Agronomique (Inra), Francia, la Associação para o Desenvolvimento da Viticultura Duriense (Advid) de Portugal, el Institut Français de la Vigne et du Vin, el Gobierno de La Rioja y la Fundación Empresa-Universidad Gallega.

Además de liderar el Viniot, Aimen aportará su conocimiento en tecnologías de monitorización, utilizando sistemas de visión hiperespectral. El centro tecnológico ya cuenta con experiencia en proyectos de transferencia de conocimiento para el sector vitivinícola, como Wetwine, y en otros proyectos de I+D con pymes de sector agrícola, como Silva o Simovi.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sensores para chivarse de plagas o de humedades a pie de viña