La ruta del oro de Nico Rodríguez

Barcelona, Vilamoura, Miami, Palma de Mallorca y Japón, dos veces, los puntos de destino del vigués para preparar los Juegos


vigo

La cuenta atrás para Tokio 2020 ya ha comenzado para Nico Rodríguez. El vigués está en plena pretemporada al lado de Jordi Xammar en Barcelona, el próximo mes se marcharán a Vilamoura (Portugal) y con la llegada del nuevo año les espera Miami, Palma de Mallorca y un par de visitas a Japón, la segunda, a principios de julio, para quedarse y esperar el día que la vela pida paso en los Juegos y la clase 470 pueda salir a navegar. Durante este tiempo quieren depurar el apartado táctico para buscar velocidad con el fin de discutirle el oro a los australianos, aunque un podio ya colmaría sus exigencias. El material, que día a día prueban, en busca de la perfección, es otro aspecto fundamental para llegar a Tokio con todas las opciones.

«Unha medalla é unha medalla, pero quero pelexar por ser campión olímpico». Este es el mensaje de Nico Rodríguez, que después de un año cargado de éxitos (el subcampeonato mundial brilla por encima de todo lo demás), y tan solo tres semanas de vacaciones ya está en Barcelona apretando el acelerador a ocho meses de que comiencen los Juegos.

La ruta del oro tiene a la capital catalana como punto de partida. «Estivemos con moi bo grupo de traballo con gregos que clasificaron ao país e son bronce en Río, os suecos que foron terceiros no mundial e sempre están aí. Tamén os turcos, dous barcos alemáns, un suízo, os arxentinos», comenta Nico sobre esta primera fase de preparación, que además de trabajo en el agua también deparó una buena serie de probaturas en cuanto a material. «Estamos vendo que camiño coller co material. Estamos probando cousas novas, comparando e facendo combinacións». Los mástiles son uno de los elementos en permanente revisión.

Vilamoura, en el Algarve portugués, será la segunda parada en los meses de noviembre y diciembre. Allí buscan buen tiempo sin salir de Europa, pero también las mejores condiciones de viento y de olas. Además, van a coincidir entrenando con muchos de los que serán su rivales.

La primera parada del 2020 llevará a Nico a Miami (Estados Unidos) para tomar parte en la Copa del Mundo. «Como alí as condicións climatolóxicas están moi ben aproveitaremos para adestrar e facer moitas regatas», comenta el vigués. De regreso a Europa, en febrero, se irán a Palma de Mallorca en donde les espera el Campeonato del Mundo en marzo y el Princesa Sofia, una de las citas clásicas de la temporada.

A renglón seguido, y pendiente de confirmación, llegará la primera visita a Japón en abril para volver dos o tres semanas después al viejo continente para disputar el Europeo. Y el 10 de julio de regreso a Tokio con más de un mes de antelación al inicio de los Juegos Olímpicos. Miles de kilómetros con el objetivo de subir al podio y de desafiar al dúo australiano. «Agora xa sabemos que son mortais», comenta tras estar a punto de desbancarles en el mundial. Por eso acentúan su trabajo en la táctica para ganar velocidad «que é algo fundamental». El primer paso para derrotarles para cuando llegue el momento del cuerpo a cuerpo. El oro puede decirse en un duelo directo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La ruta del oro de Nico Rodríguez