Profand liderará el negocio de pescado de marca blanca tras comprar Caladero

Solo Pescanova supera al grupo vigués en facturación tras el acuerdo con Mercadona


vigo / la vozredacción / la voz

El grupo Profand, proveedor con sede en Vigo dedicado a la pesca, procesado y comercialización de productos del mar, da un nuevo paso de gigante, tras firmar con Mercadona un contrato de compra del 100 % de Caladero, la empresa especializada en la venta de pescado en bandeja en España con sede en Zaragoza.

La operación, pendiente de aprobación por parte de Competencia, permitirá a Profand «impulsar su crecimiento y consolidar su liderazgo en España tanto en volumen como en eficiencia y productividad, gracias a las importantes sinergias de negocio que podrá desarrollar a corto y medio plazo», según ambas compañías.

La planta zaragozana tiene 55.000 metros cuadrados de superficie productiva, con una capacidad total de 21.000 toneladas al año y en la que trabajan más de 600 personas. En el 2018 alcanzó una facturación de 200 millones y un beneficio neto de 3,4 millones. Además su ebidta (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) subió a los 9,3 millones, un 43 % superior al del 2017.

Un gigante gallego

Estas ventas, sumadas a los cerca de 300 millones facturados por Profand (en el 2018) convierten al grupo gallego en el segundo mayor del sector, solo por detrás de Nueva Pescanova; y en el primero de carácter familiar.

Con esta operación, Profand, que cuenta con nueve plantas de procesado ubicadas en cuatro continentes, incorpora una nueva fábrica a las dos que actualmente tiene en España, y una especialización en los procesos de pescados como, por ejemplo, salmón, dorada, lubina, sardina y truchas, que se suma a la que la compañía ya desarrolla en otros productos tradicionales como sepia, pulpo, calamar, pota y gambón, así como las nuevas soluciones congeladas para calentar y listo. «Esta complementariedad empresarial garantiza el proyecto de la compañía y los puestos de trabajo existentes», aseguraron fuentes de ambos grupos.

Para Enrique García Chillón, propietario del grupo Profand, «la integración de Caladero nos permite ser líderes mundiales en la fabricación de productos con alto valor añadido tanto en pescado fresco limpio, para calentar o cocinar y producto listo para consumir».

Juan Larraz, director general de Caladero, destacó que «el hito alcanzado hoy ha sido posible gracias al esfuerzo, trabajo y dedicación que durante todos estos años han realizado los más de 600 trabajadores que forman Caladero».

La corporación gallega cerró el pasado mes de mayo otra operación de calado, al adquirir Seafreeze, el mayor productor y comercializador de pota y calamar de la costa este de EE.UU.

Con las dos incorporaciones cerradas este año al grupo, García Chillón, máximo accionista de Profand, con el 96,4 % del capital, continúa con la consolidación de la fuerte expansión que la compañía inició hace seis años en Argentina, adquiriendo el 100 % del capital de la armadora Pesquera Deseado, especializada en pota, merluza y langostino; y que la ha llevado también a la India, donde el firma viguesa está aliada con Vayalat Export; Perú, con participación en Produmar; o Senegal, donde asumió la propiedad de Complexe Senefad y sumó un barco nuevo para el pulpo.

En septiembre del 2018, el grupo firmó un acuerdo con la empresa argentina Newsan Food para integrar parte de su negocio pesquero con el objetivo de crecer en Argentina y EE.UU.

Profand nació en el año 2011 luego de la fusión de las empresas Congelados Marinos Promar y Frigoríficos Fandiño. Es un grupo integrado verticalmente, ya que extrae, procesa y distribuye productos del mar congelados.

«Nos permite ser líderes mundiales en la fabricación de productos de alto valor añadido»

Las capturas de la decena de barcos gallegos que faenan en Mauritania cumplen hoy una semana bloqueadas. Los camiones que las transportan hasta Algeciras atravesando el desierto del país africano están parados desde el miércoles 16 por grupos de activistas apostados en la frontera. Estos incidentes comenzaron en enero pasado, recuerda María José Pazo, armadora de barcos que faenan en Mauritania. Los propietarios de dos barcos afectados tienen previsto solicitar la activación de las medidas extraordinarias incluidas en la prórroga del acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Mauritania. Consisten en permitir la descarga de la pesca de aguas mauritanas en puertos de un tercer país y evitar así el paso por carretera y que los camiones queden bloqueados. Según María José Pazo, el puerto más cercano es el de Dajla (la antigua Villa Cisneros), en el Sáhara controlado por Marruecos.

La armadora gallega explicó que hay seis camiones bloqueados, casi todos cargados con pescado y algunos con material, como cajas. A la vista del conflicto, Pazo detalló que algunos de los conductores (de nacionalidad marroquí en su mayoría) se están negando ya a realizar esa ruta por el desierto. Y es que temen ser víctimas del pillaje y del robo de gasolina.

Entre tanto, el Ministerio de Asuntos Exteriores español no facilita información clara a los afectados sobre las negociaciones que se están llevando a cabo para evitar estos bloqueos, denunció Pazo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Profand liderará el negocio de pescado de marca blanca tras comprar Caladero