El policía vigués herido en Barcelona sale de la sedación y ya reacciona a estímulos

Iván A.F. permanece en la uci y su compañero coruñés lesionado será trasladado en una semana a Galicia

;
Nuevas imágenes de la agresión que dejó a un policía nacional herido muy grave El agente, de Vigo, continúa ingresado en la UCI del Hospital Sant Pau de Barcelona.

Vigo

Los dos agentes de la octava Sección de la UIP hospitalizados en Barcelona tras ser heridos el viernes en los disturbios, evolucionan favorablemente, según indicaron fuentes del sindicato SUP.

El antidisturbios vigués Iván A.F., de 41 años y padre de dos hijos, ha salido de la sedación en la uci y su evolución es favorable. Responde a los estímulos y entiende cuando le hablan aunque todavía se encuentra bajo los efectos de la sedación. Sigue con respiración asistida.

El policía coruñés, Ángel, fue intervenido ayer. La operación salió según lo previsto. Los médicos le han colocado una placa y seis tornillos. En unos días será trasladado a Galicia.

Ayer mismo se realizaron en diferentes puntos de España concentraciones en apoyo a los agentes heridos en los disturbios. En el caso de la de Vigo, frente a la Policía Nacional, acudió la madre de Iván A.F., que se mostró visiblemente emocionada. Según fuentes próximas, está muy preocupada por la salud de su hijo e intentará trasladarse a Barcelona lo antes posible para visitarlo en el hospital. 

En la capital catalana se encuentra ya la esposa del lesionado después de que se hiciera público que no fue avisada en el momento de los hechos si no más tarde y hasta bien pasada la mañana no se le ofreció desplazamiento hasta el lugar, según denunciaron los sindicatos. 

En el TAC que le practicaron ayer a Iván confirmaron que no se había visto afectada la movilidad, pero sus compañeros eran muy cautos sobre las secuelas que podría sufrir debido al fuerte impacto que recibió en la cabeza.  «El casco le salvó la vida, quedó completamente roto a causa del impacto», aseguró el portavoz del SUP en Galicia, Roberto González. «El pasado viernes estuvieron tres horas recibiendo impactos de todo tipo. No les dejaron avanzar. Su línea estuvo inmóvil y hasta que cayeron compañeros no pudieron avanzar», añadió González.

No saben exactamente qué tipo de objeto contundente golpeó a Iván, con gran experiencia en la unidad antidisturbios (UIP), pues sirvió en Madrid y, desde el 2007, en Vigo. Se sospecha que pudo ser noqueado con un adoquín, piedra o maceta lanzada desde una ventana o balcón, pues el agente cayó desplomado ante un portal y la trayectoria del impacto parece vertical. Otra posibilidad es que le disparasen una bola de acero con un tirachinas. Creen que los radicales buscaban una víctima mortal, pero no lo lograron porque los antidisturbios actuaron con moderación y prudencia.

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El policía vigués herido en Barcelona sale de la sedación y ya reacciona a estímulos