El Sergas enviará a Povisa cirugías de enfermos que rechazasen operarse en Fátima

El Chuvi está seleccionando los pacientes para el programa de un millón de euros


Vigo / la voz

Povisa operará a pacientes de la lista de espera de los hospitales públicos de Vigo gracias a un acuerdo firmado con el Servizo Galego de Saúde, que prevé gastar hasta un millón de euros en lo que queda de año. El Sergas aspira a limpiar sus propias listas de espera y, para ello, llamará para intervenir en Povisa a personas que, estando en la lista de espera del Cunqueiro o del Meixoeiro, ya hubiesen rechazado antes acudir a los hospitales privados Nuestra Señora de Fátima (Vigo) o Miguel Domínguez (Pontevedra).

Así consta en un documento que el Sergas y Povisa firmaron el 3 de septiembre, en una reunión entre el gerente del organismo público, Antonio Fernández-Campa, y el consejero delegado del Grupo Nosa Terra 2.000, José Bernardo Silveira. Este acuerdo se selló el mismo día en que la propiedad del hospital presentó oficialmente al conselleiro de Sanidade la operación de venta del centro sanitario a la aseguradora norteamericana Centene Corporation, como adelantó ayer La Voz, en un encuentro en el que también estuvo el consejero delegado de Ribera Salud, la filial española del grupo estadounidense. A través de un portavoz, el Sergas dice que se llevaba trabajando desde mayo en ese acuerdo. Nunca se hizo público.

El documento es una modificación del concierto por el que el mayor hospital privado de Galicia se hace cargo de la asistencia de unas 135.000 personas. El texto deja claro que será el servicio de admisión del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) el que decida a qué pacientes enviará a Povisa. Según un portavoz del complejo, ahora mismo se está estudiando qué enfermos serán derivados para hacerlo cuanto antes. Todavía no existe una estimación sobre cuántos serán.

El acta rubricada por Campa y Silveira establece que Povisa se encargará de procesos de las especialidades de cirugía general y digestiva, vascular, plástica, traumatología, ginecología, otorrinolaringología y oftalmología. Son las más voluminosas. Según los últimos datos oficiales de las listas de espera, entre esas siete especialidades suman 6.862 personas aguardando para entrar en un quirófano del Chuvi, que son el 90 % de todos los que esperan.

Pero estos datos tienen un matiz, porque son incompletos. Las personas que rechazan operarse en un hospital concertado, como es el caso de Fátima o Domínguez, no aparecen en la lista de espera oficial. Están en otra, que el Sergas nunca hace pública. Se conoce como lista de espera no estructural, y aunque se mantiene fuera del alcance público, los pacientes son reales y están esperando una operación. El paciente puede negarse a irse a la privada sin perder el derecho a operarse. Pero su caso deja de sumar en las listas que el Sergas publica cada medio año.

En las listas de espera oficiales, el Chuvi tiene 7.700 personas. Fuentes que conocen las no estructurales aseguran que en los últimos años han bajado mucho pero que, en todo caso, no hay ningún lugar que tenga las cifras tan abultadas que existen en Vigo.

La apertura del Cunqueiro ha permitido trabajar en esta lista no estructural, en la que también figuran los pacientes que piden suspender su operación y aquellos para los que se pospone por problemas médicos.

En el pasado, el Sergas trató de enviar enfermos incluso a Pontevedra. En el año 2012, se les ofreció a 1.380 personas que estaban en lista de espera en Vigo desplazarse a la capital provincial para someterse a su intervención. Más de 1.100 lo rechazaron.

Sanidade aprobó en dos años otras dos inyecciones al hospital por 1,4 millones

Los datos oficiales dicen que una de cada tres personas que esperan para entrar en un quirófano gallego de la sanidad pública está en Vigo. Si se suman los datos del Chuvi y Povisa, 11.000 personas aguardan una intervención. Las cifras de Povisa han mejorado mucho. Cuando se firmó el último concierto, en el 2014, tenía 5.300 personas esperando una operación. Ahora son dos mil menos. En ningún hospital gallego se ha registrado esa rebaja.

En los últimos años, el Sergas ha firmado al menos otros dos programas especiales de inyección de dinero al hospital para que redujese su lista de espera, según ha podido documentar La Voz. En el 2016, la Xunta aprobó 850.000 euros, con los que calculaba que el hospital haría 900 operaciones de diez especialidades. A finales del año pasado, se aprobaron otros 500.000 euros y se estimaba que se podría intervenir a 350 personas. Este último programa se firmó en noviembre, después de que el hospital hubiese declarado el preconcurso de acreedores y mientras negociaba con el Sergas cambios en el concierto para no ir a la quiebra.

Es relativamente habitual que el Sergas inyecte dinero extra en sus hospitales para reducir la lista de espera. En el 2016 se hizo cuando el Ejecutivo central premió a la Xunta con dinero extra por cumplir los objetivos de déficit. En el caso de Povisa, también se había hecho en épocas pasadas. Pero siempre para personas adscritas al hospital. Y eso es lo que hace diferente este plan para reducir la lista de espera firmado ahora: el centro privado operará a pacientes del Cunqueiro y del Meixoeiro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Sergas enviará a Povisa cirugías de enfermos que rechazasen operarse en Fátima