La economía de Vigo avisa en el juzgado: más pleitos por deudas, despidos y quiebras

En lo que va de año, se han superado los 10.000 litigios por despidos, reclamaciones de fondos buitre o alquileres


vigo / la voz

¿Habrá una recesión en Vigo en el 2020 a causa de la crisis económica global? Los economistas dudan pero los juzgados son un buen termómetro de lo que está pasando en la ciudad. A los tribunales están acudiendo más fondos buitre, bancos, caseros, empresarios y trabajadores despedidos a reclamar deudas impagadas. A lo largo de este año hubo 80 demandas más por despidos, 1.353 reclamaciones más de deudas y 50 desalojos más de inquilinos. «En este momento lo que más están entrando son desahucios, supongo que la recesión tendrá algo que ver», dice la abogada Josefina Barros.

Los tribunales han contabilizado 10.072 casos este año nuevos relacionados con la reclamación de dinero. Son 2.538 más que hace un año, lo que supone un incremento del 33,6 %. El año pasado hubo un parón de tres meses por la huelga de funcionarios y se tramitaron menos asuntos. Tampoco se incluyen las demandas por abusos bancarios (este año hubo 1.289 litigios de cláusulas suelo frente a 2.237 del 2018).

Un nuevo fenómeno son los juicios monitorios europeos que emprenden fondos buitres desde Luxemburgo, Irlanda o Malta para hacer ejecutar una orden judicial contra los morosos. Se trata de sociedades inversoras que compraron lotes de deuda a los bancos por compras de consumo y recibos de luz, agua o teléfono. De 38 subieron a 238 en un año.

Otro indicador son las peticiones de justicia gratuita de ciudadanos sin dinero para contratar un abogado y defenderse de una reclamación. De 91 se pasó a 118.

Los juicios verbales también se han disparado de 1.356 a 1.936. Aquí se incluyen reclamaciones por impago de las rentas o por deudas menores de 6.000 euros como las que ejerce una comunidad de propietarios, un accidentado a la aseguradora por daños en su vehículo o lesiones, o por otros perjuicios ocasionados.

También destacan los concursos de particulares, familias que se declaran en quiebra y piden una segunda oportunidad para empezar de cero. De 16 casos se subió a 32 en un año. También aumentan las quiebras (concursos de acreedores) de empresas.

Funcionarios y juristas ya atisban avisos de crisis. «Hace dos meses que llegan muchas demandas por despido», dice un empleado público. En la Oficina de Embargos y Notificaciones, que desaloja a inquilinos, comentan: «Lo notas en la calle, la gente no quiere gastar por miedo a otra crisis». Y un jurista añade: «Hace un mes llegó una furgoneta al juzgado cargada de demandas que envió un fondo que compró deudas de crédito a bancos».

La abogada Josefina Cerdeira, de Cer-Bal y especializada en materia civil, ve «más ejecuciones incobrables, eso se nota muchísimo sobre todo en las pequeñas empresas. Hay monitorios o sentencias favorables de reclamación de deuda con ejecuciones sin resultado pero esto lleva tiempo ocurriendo». Por contra, la letrada Esther Lora dice que, «aún no notamos este aumento».

El procurador Jesús González-Puelles admite que «están llegando pequeñas demandas por cantidades derivadas de un crédito y que haya más desahucios es un síntoma». Sin embargo, aclara que bajan las ejecuciones hipotecarias porque «con la nueva ley y la sentencia del Supremo que obliga a esperar un impago de 12 meses para ejecutar, está todo muy parado». González-Puelles cree que «si hay una recesión, la notaremos en el 2021 porque los juzgados tardan en reaccionar año y medio o dos años porque primero los bancos negocian a ver si el cliente paga. La crisis del 2007 se notó en los tribunales en el 2009, cuando reventó todo».

Pero hay otros indicadores que delatan la creciente preocupación de los ciudadanos por una posible desaceleración. En Galicia, hubo un aumento puntual del 100 % en las consultas sobre la palabra «recesión» en la última semana en el buscador Google, según revela Google Trends. Se trata del mayor pico registrado en dos años. En Vigo, subieron un 100 % las consultas de «crisis» y un 66 % las de la frase «crisis 2020».

Movilla: «Hay un incremento de demandas en los juzgados de lo social»

El laboralista Matías Movilla se muestra escéptico y dice que «es cierto que hay más reclamaciones o consultas por situaciones complejas y preocupantes del empleo por parte de trabajadores ante lo que está sucediendo en la ciudad pero no podemos decir que hayamos entrado en recesión». Movilla admite que «sí hay un incremento de demandas en los juzgados de lo social pero no porque se haya iniciado una crisis, las épocas de la crisis era otra cosas y esto es una situación normal». En todo caso, se muestra precavido: «Temas que pueden anticipar un conflicto en estos momentos no hay pero dentro de dos meses no sé».

El laboralista Fabián Valero señala que «en septiembre notamos un repunte por el efecto verano pero octubre está siendo tranquilo en cuanto a despidos. No hay nada llamativo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La economía de Vigo avisa en el juzgado: más pleitos por deudas, despidos y quiebras