La Universidad mantendrá el acuerdo con la escuela de Povisa

El rectorado cree que la venta del centro no afecta al grado de Enfermería

Acto de graduación de la carrera de Enfermería
Acto de graduación de la carrera de Enfermería

Vigo / la voz

Uno de los activos que han dado más valor a la compra del Hospital Povisa por la aseguradora norteamericana Centene Corporation es la docencia. El mayor hospital privado de Galicia tiene tres ámbitos de formación: la de médicos residentes, el grado de enfermería y la formación profesional. Estos dos últimos se enmarcan en el Centro de Estudios Povisa, con sede en Romil, que es también un minicampus universitario para muchos alumnos que salen con un título en Enfermería por la Universidad de Vigo.

Y la Universidad de Vigo sigue contando con él, aunque la propiedad de Povisa haya cambiado. El centro de estudios es una parte más del hospital y, lógicamente, va incluido en el pack de venta, igual que todas las plantas del centro sanitario. Desde el próximo mes, estará bajo la gestión de Ribera Salud, la filial española de Centene. «Nós non temos ningunha intención de revisar, nin modificar o convenio. Entendemos que é un mero cambio a nivel de xestión de Povisa, e polo tanto un asunto que lles atingue só a eles», explica por correo el vicerrector de Ordenación Académica e Profesorado, Manuel Ramos.

La Universidad de Vigo no tiene información oficial de Povisa sobre el cambio en su accionariado, aunque da por hecho que ahora Ribera Salud tomará posesión del hospital, nombrará a sus cambios de confianza y, después, se celebrará un encuentro entre las dos partes. Existe un convenio entre el hospital y la Universidad de Vigo por el cual el título que dispensa Povisa es oficial.

La escuela admite a 70 nuevos estudiantes cada curso, frente a los 50 que tienen las otras tres de la Universidad de Vigo. El grado de enfermería consta de cuatro años académicos. Las siete ciudades gallegas tienen una escuela de enfermería, salvo Vigo, que tiene dos: la del Meixoeiro y la de Povisa, que es la única privada de la comunidad. Es también la que ha registrado la nota de corte más baja este último año. Los estudios son más caros.

En el Centro de Estudios Povisa también se imparten cuatro módulos de FP. Son los grados superiores de técnico en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico, de técnico en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear y el de técnico en Radioterapia y Dosimetría, así como el grado medio en técnico auxiliar en cuidados de enfermería.

Las sinergias con el hospital son totales, ya que los alumnos tienen acceso directo para completar su formación con práctica.

En medicina, Povisa tiene acuerdos con el Ministerio de Sanidad para formar a residentes de medicina interna, cirugía general, anestesiología, radiología y traumatología. El Sergas paga los tres primeros cursos.

El alcalde pide que se preserve el empleo, pero no apoya que el Sergas absorba el hospital

Los sindicatos que componen el comité de empresa del Hospital Povisa acudieron ayer a recabar el apoyo del alcalde de Vigo, Abel Caballero, en sus movilizaciones por el mantenimiento del empleo en el centro sanitario, ahora que cambia de dueño. Caballero aseguró que respalda a los trabajadores: «Que no se ponga en peligro ni un puesto de trabajo. Una parte de la capitalización del grupo tiene que ir a mejorar las condiciones de los trabajadores», exigió.

Pero algunos sindicatos querían un gesto más firme. La CIG y el SGPS vienen reclamando que la Xunta absorba Povisa, si no ahora, sí cuando venza el concierto que mantiene el Servizo Galego de Saúde (septiembre del 2022, con dos años de prórroga). Es algo que también han pedido el BNG, Grupo En Común da Esquerda y En Marea, así como los grupos municipales de Marea de Vigo y Bloque. Los nacionalistas presentarán mociones en todo el entorno de Vigo para que los plenos de los ayuntamientos voten si están de acuerdo con que Povisa pase a ser del Sergas.

Abel Caballero rechazó apoyar esa posibilidad, según fuentes sindicales que estuvieron en la reunión. Públicamente, el regidor no hizo referencia a esa cuestión, sino solo a su exigencia de que se preserve el empleo y se mantenga la calidad asistencial, que es «francamente buena», dijo.

También públicamente, la delegada de la CIG, Chus Neira, abroncó a Abel Caballero porque en privado comparó Povisa con el Cunqueiro. Al comité le dijo que el Álvaro Cunqueiro es un hospital privado. «Non é privado, é Sergas. É Sergas cunha xestión privada da parte non sanitaria; é gravísimo que nos compare», insistió Neira. El Cunqueiro fue construido y financiado por una sociedad, que durante veinte años gestiona la parte no clínica a cambio de un canon. En Povisa, el Sergas solo contrata el servicio a una empresa privada.

Para Neira, pasar al Sergas es «o único que garante os postos de traballo». Ruth Vallejo, del SGPS, reclamó «que la Xunta no mire para otro lado una vez más».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
14 votos
Comentarios

La Universidad mantendrá el acuerdo con la escuela de Povisa