La Guardia Civil halla acelerante por todo el desguace incendiado en Nigrán

Tres ladrones escaparon la víspera del incendio abandonando herramientas


VIGO / LA VOZ

Las llamas hicieron acto de presencia poco después de las una de la madrugada del miércoles. Había humedad, hierros y ninguna batería u otro elemento inflamable. Dio igual, el fuego hizo acto de presencia, por sorpresa, para calcinar 105 coches de los más de 200 almacenados en Desguaces Miniño, en Nigrán. La investigación se puso en marcha y se completó con el análisis forense de los especialistas en estructuras de la Guardia Civil, que concluyeron, y así se lo expusieron al propietario, que el fuego fue intencionado. Las evidencias cantaron desde el principio. Solo con las fotos del incendio ya comprobaron que el frente empezó en al menos tres puntos diferentes del solar, algo casi imposible cuando las llamas brotan sobre cemento y solo queman chatarra. Pero aún hay más evidencias que demuestran que la mano del hombre está detrás de este delito contra el patrimonio. Concretamente con alguna garrafa cargada de líquido acelerante para hacer realidad este delirio.

Ayer, en el desguace, podía verse el suelo barrido, lo que evidencia el paso de los agentes por la zona. Y es que el piso es de lo primero que se inspecciona, ya que las llamas, con acelerante, desconchan el suelo. En este caso, el desconchado se repite a lo largo y ancho de la propiedad, que está en cuesta, por lo que los agentes concluyen que el líquido se vertió en varias zonas para avanzar por la caída a la vez que hacía de vehículo para las llamas. El robo de piezas de coches en este desguace es el pan nuestro de cada día. La madrugada del martes, víspera del incendio, se detectó a tres personas accediendo al depósito de vehículos por la parte trasera. Los propietarios alertaron a la Policía Local y a la Guardia Civil, que se personaron en el negocio. Los cacos huyeron, pero sin tiempo para recoger las herramientas que usaban para hacer su trabajo.

La Guardia Civil, que podría sospechar la identidad de esos cacos al tener relación con la zona, trabaja para intentar relacionar la autoría de los dos delitos. Por ahora, lo único seguro es que el propietario ya tuvo que retirar los 105 coches calcinados, que le ocasionaron pérdidas que van de los 7.000 a los 8.000 euros, además del susto que implicó ver parte de su negocio consumirse entre el fuego de madrugada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Guardia Civil halla acelerante por todo el desguace incendiado en Nigrán