Análisis: La hora de cambiar la relación primaria-hospital

Hoy empieza la ronda de reuniones entre médicos de los dos ámbitos


La sobrecarga de los médicos es una parte fundamental del problema de la atención primaria, pero no es la única. Desde que en diciembre del año pasado los jefes de servicio de los centros de salud dimitieron han venido denunciando que existen barreras para que los pacientes lleguen al hospital. Esas barreras son la siempre larga lista de espera y las dificultades que perciben en primaria para derivar pacientes a una consulta con el especialista. Hoy comienza una tanda de reuniones de seis días entre los médicos de los centros de salud y los de 30 especialidades de hospital que persiguen mejorar el flujo de trabajo y eliminar trabas para que los pacientes puedan ir del centro de salud al hospital. Cada jefe de servicio hospitalario mantendrán entrevistas con grupos de cinco médicos de primaria. A continuación se resumen algunas de las líneas de trabajo del nuevo proyecto, que se ha bautizado como Canles (canales, en gallego).

Prioridad

¿Quién es preferente? Las listas de espera son diversas: aunque no debería, puede esperar al mismo nivel el paciente con una sospecha de cáncer que el que tiene un juanete. Un reto es definir qué casos deben ser atendidos antes. Ya existen las vías rápidas para siete tipos de cáncer, pero podrían extenderse a otras patologías.

Pruebas

¿Qué puede pedir el médico de primaria? Los doctores de familia y pediatras reclaman acceder a más pruebas. Últimamente han incorporado el tac craneal y la colonoscopia.

¿Y el resultado? Es habitual: en el hospital se hace una prueba al paciente y el resultado se lo dan en el centro de salud... para a veces tener que volver a mandarlo al hospital. Se pretende definir mejor estos papeles.

Telemedicina

¿Todo electrónico? En algunos servicios, el médico de cabecera no puede derivar al paciente físicamente. Obligatoriamente lo debe hacer a través de una teleconsulta: describe sus síntomas en una plataforma digital e incluso sube pruebas (un electrocardiograma, una analítica, una foto de un lunar, etc.). Después el médico del hospital decide. En primaria creen estar ahogados en burocracia y consideran que saben cuándo derivar físicamente a alguien.

Buzones virtuales

¿Ya le llamaremos? Hay ocasiones en que el médico deriva a un enfermo al especialista o que se le pide una prueba y no se le da una cita. «Ya le llamaremos», le dice un administrativo al paciente. Y mientras no le llama, acude una y otra vez al centro de salud a preguntar qué hay de lo suyo. En primaria quieren que se eliminen los buzones.

Teléfonos

¿Una consulta de apoyo? Todos los servicios del hospital deberán tener un teléfono para que el médico de cabecera pueda llamarle urgentemente desde consulta para consultar un caso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Análisis: La hora de cambiar la relación primaria-hospital