Inversores vigueses mueven su dinero a Portugal por sus bajos impuestos

Empresarios, emigrantes retornados y pensionistas buscan ventajas fiscales en Madeira


vigo / la voz

Los turistas que pasean por Oporto cuentan hasta 50 grúas dedicadas a rehabilitar edificios. Es un símbolo del bum económico de Portugal aunque los precios de la vivienda ya no están tan baratos. Pero muchos empresarios vigueses se están interesando por mover su dinero al país vecino atraídos por su baja fiscalidad. Casi 30.000 extranjeros ya disfrutan de ventajas fiscales, un tercio pensionistas.

La prueba de este movimiento de capitales es que las oficinas de asesoramiento societario notan este año un gran interés de los inversores gallegos, un tercio de ellos vigueses, por el nuevo régimen fiscal del país vecino. A otros les interesa montar sociedades en la isla de Madeira para beneficiarse de su régimen especial para buques y sociedades.

Muchas veces se trata de emigrantes gallegos que han generado un patrimonio significativo y acuden a las oficinas de asesoramiento a preguntar sobre la manera más eficiente de estructurarlo o de cuál es el lugar más idóneo para establecerse a sabiendas de que Portugal cuenta con ventajas competitivas respecto a sus territorios de origen. En caso de clientes que invierten en vivienda, dedican una media de 300.000 euros pero para otro tipo de negocios superan el millón de euros. «En otras ocasiones, el cliente gallego solicita información para moverse a Portugal por cercanía y por ser un país con mejores condiciones para emprender, o porque el mercado demanda una oficina de representación en Portugal, por su notable crecimiento», dice Miriam Fernández-Pedreda, de la firma societaria Newco.

Fuentes del sector explican que Portugal se ha vuelto atractivo por sus ventajas fiscales, por su red internacional de convenios de doble imposición, y por ser un país con una alta calidad de vida a unos costes «aún muy competitivos comparados con otros países en Europa». Recalcan que Portugal cuenta con un régimen fiscal «extremadamente competitivo» para aquellas personas que mudan su residencia fiscal al país luso como para empresas que se instalan en la zona franca de Madeira. La isla atrae mucho del capital extranjero por sus ventajas fiscales de tributación a un tipo del 5% en el impuesto sobre sociedades. Además, Lisboa es un «referente» en cuanto a inversión inmobiliaria del Golden Visa por parte de brasileños, chinos o rusos».

El Ministerio de Finanzas luso estima que 27.367 extranjeros se benefician de ese esquema fiscal. De ellos, 9.589 reportaron rendimientos de pensiones pagados por un país extranjero y 2.141 son altos ejecutivos.

«En lo que va de año recibimos cuatro consultas de Vigo»

La abogada experta en fiscalidad Miriam Fernández-Pedrera Estévez (Vigo, 1981) es la directora en España y Latinoamérica para Newco España. La sede de la empresa está en Madeira y se dedica a la implementación y mantenimiento de estructuras societarias y asesoramiento a personas físicas en las jurisdicciones de la isla lusa y Malta. Esta ejecutiva viguesa es una nómada digital que trabaja en diversos puntos de la península y en Latinoamérica.

-¿Cómo es un día normal de su trabajo?

-Atiendo a reuniones y consultas que nos llegan a través de la web y por teléfono de clientes interesados en conocer las ventajas fiscales de Portugal y Malta. También asisto a conferencias del sector tanto en España como en Latinoamérica, hago el seguimiento de aquellos clientes que necesitan asistencia para el desarrollo de sus negocios y redacto artículos sobre novedades fiscales para nuestro blog que generan interés para potenciales clientes.

-¿Qué perfil de inversor es el que llega a sus oficinas?

-Normalmente, son inversores que tienen negocios en el extranjero o en España y quieren disfrutar de una fiscalidad mas atractiva que la española. También es cada vez más frecuente el uso de Portugal por parte de inversores que crean nuevos negocios. El perfil es muy variado. Hay desde españoles con negocios internacionales que ubican sus compañías en Madeira por razones estratégicas además de por sus ventajas fiscales. También se contabilizan muchos gallegos que emigraron a Venezuela, México y Argentina que ahora se plantean las atractivas ventajas de Portugal para poder optimizar tanto su patrimonio como sus negocios a nivel internacional.

-¿Cuántos vigueses o gallegos han acudido este año a su departamento con idea de invertir o llevar su capital a Portugal?

-Hemos atendido a cuatro vigueses y unos doce gallegos en total. Muchos vinieron a raíz de enterarse de las ventajas fiscales de Portugal. Otros porque se lo han comentado o por ser casos cercanos a ellos.

-¿Hay más gallegos interesados que en el 2018?

-Sí, el año pasado solo preguntaron por este régimen fiscal cuatro gallegos. El resto eran de otras partes de España y de Latinoamérica.

-¿De qué sectores son los inversores gallegos?

-Muchos que han elegido Portugal están vinculados a las industrias relacionadas con el negocio pesquero, industrial y textil por su mano de obra cualificada y mejores costes relativos a mano de obra.

-Respecto a estos empresarios gallegos del naval o textil que se mudan al país vecino, ¿qué buscan exactamente?

-Instalar una sociedad operativa en Madeira atraídos tanto por las ventajas fiscales para sociedades de este tipo como por el régimen fiscal especial para buques.

-¿Los gallegos prefieren comprar una casa, montar una fábrica o abrir una cuenta en Madeira?

-Sobre todo abrir empresas, a veces fábricas o almacenes.

-¿Con la crisis Argentina llegan más inversores o particulares de ese país (o emigrantes gallegos) interesándose por cómo llevar su dinero a Portugal?

-Sí, en agosto me llamaron cuatro clientes argentinos que desean mudarse a Portugal ante la situación política.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Inversores vigueses mueven su dinero a Portugal por sus bajos impuestos