Nigrán quiere suspender la actividad de Ramallosa 2000 tras nuevas peleas

El Concello abre expediente a la discoteca e intenta revocar la licencia «por seguridad»


nigrán / la voz

Las noches de insomnio han vuelto al centro de A Ramallosa. La Policía Local de Nigrán tuvo que intervenir hasta en tres peleas registradas en la madrugada del viernes, a las dos a las cuatro y a las seis de la mañana. El malestar del vecindario, que teme que se repitan los actos de vandalismo y trifulcas que sufren por temporadas desde hace años, es palpable. La concentración de jóvenes atraídos por la discoteca Ramallosa 2000 provoca daños colaterales como los ruidos e incidentes que obligan a intervenir a las fuerzas de seguridad como los de esta semana.

Ante las últimas peleas, el gobierno local de Nigrán estudia medidas extremas. «El Concello ya inició hace semanas un expediente para tratar de revocar la licencia por problemas de seguridad pública y no descarta una suspensión cautelar inmediata ante los nuevos incidentes. Nuestro departamento jurídico lo está estudiando y seremos contundentes», aseguró ayer el alcalde, Juan González.

«Vamos a ser todo lo contundentes que nos permita la ley con la discoteca Ramallosa 2000 porque ya son muchos años sufriendo el problema que genera a todo su entorno y a este consistorio sin que desde la empresa hayan hecho nada por evitarlo», insistió el regidor, que no considera que este servicio favorezca la actividad social o económica del Concello, por lo que advirtió de que actuarán con mano dura.

«La realidad es que actualmente no aporta nada positivo a Nigrán. Cada vez que abre solo nos ocasiona problemas y costes a las arcas municipales así como un mayor gasto en limpieza y de dotación policial, en reposición de mobiliario urbano por destrozos e inseguridad», manfiesta. La peor parte, apunta, es para los propietarios de los pisos que están en la concurrida Avenida de Manuel Lemos. «Ramallosa 2000 provoca un malestar lógico en los vecinos de la zona porque no pueden descansar por las noches debido a todos los incidentes que se generan», reconoció el alcalde.

Los últimos incidentes se denunciaron a finales de 2017 cuando una decena de vehículos estacionados y varias fachadas de edificios y negocios amanecieron con pintadas. Armados con sprays negros y blancos, los vándalos dejaron garabatos sobre las carrocerías de, al menos, diez turismos y furgonetas estacionados en varias calles y en portales de establecimientos comerciales e inmuebles. La última oleada de graves peleas terminó en el año 2015 cuando la Guardia Civil detuvo a varios miembros de la banda de Los Chukis. Algunos fueron condenados por brutales palizas en esta misma zona de A Ramallosa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Nigrán quiere suspender la actividad de Ramallosa 2000 tras nuevas peleas