Covelo sufre seis temblores de tierra en menos de cinco horas

Las vibraciones, de baja magnitud, se llegaron a sentir en el municipio ourensano de San Amaro, a unos 28 kilómetros

Localización del epicentro del sexto temblor, de una 2,5 mbLg, registrado en Covelo. En la zona se produjo una elevada actividad sísmica en pocas horas.
Localización del epicentro del sexto temblor, de una 2,5 mbLg, registrado en Covelo. En la zona se produjo una elevada actividad sísmica en pocas horas.

covelo / la voz

Los sismógrafos del Instituto Geográfico Nacional (IGN) detectaron ayer seis terremotos de baja intensidad en el municipio de Covelo. Entre las 6.41 y las 11.09 horas, la magnitud de los temblores fue en aumento: con un mínimo de 1,8 puntos de la Escala de Magnitud Local (mbLg) y un máximo de 2,5 mbLg. El más intenso fue el último que se registró, una sacudida que afectó a la corteza terrestre a unos 20 kilómetros de profundidad. En la superficie solo un pequeño número de personas llegó a sentir vibraciones leves. El IGN comunicó que se mantendrán vigilantes por si la actividad sísmica continuase.

A las 6.41 horas se produjo el primer temblor, con una magnitud de 1,8 mbLg. El segundo le siguió con más fuerza (2,3 mbLg), a las 7.10. Media hora más tarde, llegaba una réplica más pequeña, de 1,9 mbLg. De nuevo, se sucedieron dos temblores en menos de 30 minutos: a las 8.22 y a las 8.52 horas, con intensidades de 2,3 y 2,4 mbLg, respectivamente. El sexto y último marcó la cifra más alta, de 2,5 mbLg, a las 11.09 horas. Los movimientos más fuertes se dieron en profundidades superiores a los 15 kilómetros.

Beatriz Gaite, sismóloga del IGN, advirtió que estos últimos movimientos bajo el suelo de Covelo no deben considerarse «destacables». Puntualizó que seis seísmos en cinco horas es «un número elevado, pero no supone algo extraordinario». La situación, indica, solo habría requerido monitorización en el caso de que se hubiesen producido «seis terremotos en una hora».

El IGN recibió tres informes, en uno de los cuales, procedente de la localidad ourensana de San Amaro, a unos 28 kilómetros de Covelo, se describía una «vibración de objetos». En el IGN permanecieron atentos por si se produjesen nuevas sacudidas para prevenir y minimizar posibles daños. La sismóloga tranquiliza: «En Galicia existe mucha actividad sísmica, pero de baja magnitud».

Este 2019, el subsuelo de Covelo ya había vibrado en otras cuatro ocasiones, también con magnitudes bajas que no superaron los 2,5 mbLg. A nivel gallego, el último temblor destacable, de 3,9 mbLg, se produjo el 9 de junio en las profundidades del suelo marino a 160 kilómetros al norte de la ciudad de A Coruña. Como referente histórico, el terremoto más fuerte registrado en Galicia ocurrió el 22 de mayo de 1997, con una magnitud de 5,1 mbLg y con epicentro en la localidad lucense de Triacastela. Este seísmo dejó una víctima mortal por infarto, causó daños materiales de poca consideración y se pudo sentir por toda la comunidad gallega e incluso en Castilla y León.

La IGN tiene formularios macrosísmicos a disposición de los ciudadanos que noten algún temblor de tierra. Estos cuestionarios se pueden rellenar y enviar a través de su app para móvil Sismología Pro y a través de su página web.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Covelo sufre seis temblores de tierra en menos de cinco horas