¡Un abrazo, reina!

El sordociego vigués Gerardo Fernández Costa saludó efusivamemte a la reina Leticia en la entrega de unos premios en el Palacio de la Zarzuela


Vigo / La Voz

«Un abrazo, reina», debió pensar el sordociego vigués Gerardo Fernández Costa, de 40 años de edad, cuando esta mañana rodeó con gran efusividad a la reina Letizia en el acto de recepción que se celebró en el Palacio de la Zarzuela para acoger a los ganadores de los premios solidarios de un concurso radiofónico.

Entre los galardonados estaba el policía local vigués Javier Pitillas y Discamino, asociación que ayuda a las personas con diversidad funcional a completar el Camino de Santiago. Con esta iniciativa más de un centenar de personas han llegado a Santiago de su mano demostrando que la generosidad y el esfuerzo sirven para cumplir sueños y ayudar a que otros puedan hacer realidad los suyos. Pitillas, que conoce a Gerardo desde que empezó hace 23 años a ser monitor de atletismo en la ONCE, le indicó a Gerardo con lenguaje de signos que tenía a la reina delante para saludarla. «¡Qué guapa!», le dijo varias veces mientras Letizia le cogía de la mano. A continuación ella se inclinó para darle un beso y él le dio ese afectuoso abrazo antes de que todos los premiados se colocaran para la foto.

Discamino es un proyecto que desde sus inicios no ha parado de cosechar felicitaciones de todo tipo. En el 2014 el policía Pitillas recibió por ello, y por otras acciones de carácter solidario, la Medalla Castelao. El agente empezó muy joven entrenando a atletas y continuó su labor en la ONCE. Gerardo es el que le espoleó para agrandar la aventura que se vertebra sobre el Camino de Santiago pero con muchos itinerarios desde entonces. Juntos hicieron el trayecto desde Roncesvalles en el 2009 en un triciclo tándem adaptado, y luego se ha repetido cada verano con variaciones porque Gerardo quería más y le pidió buscar personas como él. Se sumó después junto a su padre, Javier Luque, Antonio, un niño cordobés de 13 años con parálisis cerebral que ni anda ni habla, pero a diferencia de Gerardo, ve y oye. Los cuatro hicieron la ruta francesa. Aquel periplo se plasmó en una película, el documental O camiño dos sentidos, y siguió sumando retos. otro joven vigués con parálisis cerebral, Maxi Massip, también ha ido con él en tándem adaptado. Javier Pitillas, junto a más colaboradores, sale a entrenar varias veces a la semana con personas que acuden cada día a la sede de la Asociación de Personas con Parálisis Cerebral (Apamp) en el barrio vigués de Navia. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¡Un abrazo, reina!