Los excelticos Makelele y Alvelo sufrieron aparatosos accidentes en la misma zona

El asfalto de la zona del nuevo siniestro fue renovado 2013 y su vida útil se calcula en quince años


Vigo

La entrada de la AP-9 en el barrio de Teis, donde se siniestró fatídicamente el coche de los cinco jóvenes, ha sido escenario de algún accidente que desde hace años ha motivado la reducción de velocidad en la zona y el control de la misma. 

Por la popularidad de su protagonista y el vehículo que destrozó en el siniestro, el accidente sufrido por el centrocampista entonces del Celta y después del Real Madrid Claude Makelele, quedó registrado en la memoria colectiva de muchos vigueses desde aquel 11 de noviembre de 1999. Una maniobra brusca en el entronque del ramal de O Porriño con el de Vigo en Teis realizada con su Ferrari F-40 Módena estrenado diez días antes, destrozó el vehículo al impactar contra uno de los laterales del vial. El futbolista nacionalizado francés salió ileso. 

Menos suerte tuvo el también céltico José Manuel Alvelo en 1988 cuando el coche en el que viajaba en el asiento trasero tuvo un grave accidente sufriendo una fractura de vértebras cervicales y una lesión medular de carácter irreversible. Fue ingresado en el Centro Nacional de Rehabilitación de Parapléjicos, de Toledo, dónde permanecería durante varios meses.

Tramo de entrada a Vigo

Como la mayoría de las entradas en las ciudades a través de autopista, el tramo donde se produje el accidente del miércoles y los citados anteriormente requieren de mayor atención que en otros del vial, debido a la mayor densidad de tráfico, peligro de accidentes por alcance, al ser común la minoración de marcha ante los constantes cambios de carril de los vehículos para adelantar, salir de la autopista o evitar a los coches que se incorporan a ella. De hecho, y como en todo el entorno del puente de Rande, la limitación de velocidad está establecida en 100 kilómetros por hora, con varios radares salpicados a la entrada y salida de Vigo para presionar a los conductores en el control de su marcha. 

El asfalto del tramo en el que se produjo el accidente fue renovado en el mes de julio del 2013, con una vida útil calculada en 15 años. Expertos en calidad de asfaltos aseguran que el utilizado en dicha área se equipara a los que mayor calidad del mercado, tanto en durabilidad como características de agarre y gestión de las lluvias. En sentido contrario a escasos metros, coincidiendo con las obras de ampliación de la autopista entre el barrio vigués de Teis y las proximidades del área de servicio de San Simón, Audasa llevó a cabo una prueba con nuevas mezclas de asfalto para reducir el ruido de la rodadura de los vehículos, exigencia planteada desde hace décadas por los vecinos de la parroquia redondela de Chapela.  

Fuentes de Audasa señalan que el tramo del nuevo accidente está preparado para asumir velocidades de hasta 120 kilómetros por hora, pero la intensidad del tráfico y el condicionante del área del puente de Rande llevó a la DGT a fijar un máximo de 100 en toda la zona. Los mismos testimonios apuntan al componente aleatorio de los accidentes de tráfico, al jugar un componente de peso la condición humana de los conductores, descartando al mismo tiempo que la entrada de Vigo pueda considerarse peligrosa.  

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los excelticos Makelele y Alvelo sufrieron aparatosos accidentes en la misma zona