El BNG se estrena en la oposición sin poner el foco en Caballero

El nuevo edil nacionalista arremete con el Puerto y «a política de abandono de la Xunta contra a principal cidade de Galiza»


vigo / la voz

«Nós non imos regresar ao Concello para mazar en Abel Caballero, senón para mazar nos problemas desta cidade». Esa fue la declaración de intenciones con la que el viernes el BNG cerró su campaña electoral y con ese guion se estrenará mañana su concejal electo, Xabier Pérez Igrexas. El nuevo edil, que como el resto de la corporación tomará posesión el día 15, iniciará hoy su nueva etapa dirigiendo sus primeros dardos hacia la Xunta y no hacia el vencedor de las elecciones municipales, que además ha visto incrementado hasta los 20 ediles su equipo.

«Para que o Goberno galego cese na súa política de abandono contra a principal cidade de Galiza», convoca para hoy a los medios Pérez Igrexas para dar a conocer «as peticións urxentes» que los nacionalista plantearán al Ejecutivo gallego en su vuelta a la política institucional viguesa.

El Bloque está persuadido de que será más valorado por la ciudadanía proponiendo soluciones y tratando de atajar problemas que atacando al gobierno local para tratar de desgastarlo durante los próximos cuatro años. El desempleo, la precariedad de las familias con bajos recursos, las carencias en movilidad en transportes públicos, la pérdida de «calidade democrática» en el Ayuntamiento o la lucha contra las amenazas al medio ambiente conformarán parte de la lista de asuntos en los que el BNG tratará de centrar su actividad en su vuelta al Concello.

De hecho, el nuevo edil inició ya ayer su futura condición rechazando públicamente los nuevos rellenos en la ría diseñados por la Autoridad Portuaria, cuyo presidente, Enrique López Veiga, ha sido designado por la Xunta. Xabier Pérez Igrexas se opone frontalmente al proyecto de nuevo relleno previsto en Bouzas y que ganará al mar otros 65.000 metros cuadrados para ampliar la terminal. «O tempo dos recheos na ría de Vigo rematou», dijo el edil electo, que advirtió que el puerto ya le ha quitado al mar tres millones de metros cuadrados.

El BNG estima que el nuevo relleno no tiene ningún tipo de motivación que lo pueda sustentar, ni tampoco obedece a ninguna necesidad. «É irracional e indefendible», clama Pérez Igrexas, que advierte que la Autoridad Portuaria no ha elaborado aún la delimitación de espacios y usos portuarios ni cuenta con el plan especial del puerto, documentos que no se prevé estén concluidos antes del año 2022.

El BNG defiende como necesario en cambio el desarrollo de la plataforma logística de Salvaterra-As Neves, y la conexión por ferrocarril con la terminal de Bouzas. Plantea finalmente, una mesa local del puerto con presencia de Autoridad Portuaria, Concello, Xunta, organizaciones laborales y científicas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El BNG se estrena en la oposición sin poner el foco en Caballero