El Tribunal Supremo ordena repetir un juicio a narcos asociados con un guardia civil

El primer fallo de la Audiencia en Vigo condenó a los acusados a cinco y seis años de cárcel


VIGO / la voz

Todo empieza en enero del 2014. Los hechos, en el contexto del narcotráfico en las Rías Baixas, adquieren otros tintes más cinematográficos a medida que avanzan. Además del porte de la droga, medio kilo de cocaína, entran en escena armas de fuego, dinero en efectivo a raudales, coches de alta gama y un plan paralelo para hacerse con la mercancía valiéndose de un guardia civil corrupto infiltrado en la operación. En el medio de ambos planes, un acusado que juega a dos bandas: comprar la droga con un socio para que un segundo socio, el agente, la robe simulando un control de carretera y valiéndose de su pistola reglamentaria y coche oficial. La sentencia del 1 de junio del 2017 de la sección quinta de la Audiencia Provincial condena a los cinco principales acusados a penas que van de los cinco a los seis años de cárcel, tanto a los que participaban del porte de la droga para despacharla, como a los que pretendían robarla para, también, llenarse los bolsillos.

La gran sorpresa saltaba hace unos días al conocerse la resolución del Tribunal Supremo sobre los recursos de casación presentados por las defensa del quinteto de condenados en primera instancia. El fallo del Alto Tribunal expone que el recurso «determina la declaración de la nulidad de la vista oral celebrada y de la sentencia dictada con respecto a todos los acusados que han sido condenados. La anulación de la sentencia y del juicio oral que la precedió conlleva la retroacción delas actuaciones al momento anterior al señalamiento de la vista del juicio, debiéndose realizar los trámites necesarios para celebrar uno nuevo por un Tribunal diferente al que enjuició a los acusados». El argumento generalizado de todas las defensas apelaba a que «los magistrados que han dictado la sentencia resolvieron recursos de apelación interpuestos por las distintas defensas a lo largo de la instrucción».

Justificación de la estimación

El Supremo reconoce que fueron varias las resoluciones que dictó la Sala de Enjuiciamiento para supervisar la actuación de la juez durante la instrucción. Por lo cual, «su contacto con la instrucción, tal como se ha venido consignando en los apartados anteriores de esta sentencia, fue reiterado, lo que propició cuando menos que pudiera ir tomando conocimiento del material instructorio y de cuál era el alcance de los indicios que concurrían contra algunos de los imputados, indicios que además tuvo que ponderar en diferentes ocasiones para resolver los recursos interpuestos». La sentencia, ya al final, concluye que «concurren en el caso datos objetivos suficientes para considerar que en este caso ha sido vulnerado el derecho a un proceso con todas las garantías, al haber resultado infringido el derecho a un juez imparcial desde la perspectiva de las exigencias insoslayables de la imparcialidad objetiva en la fase de enjuiciamiento».

La repetición del juicio será un buen momento para conocer en detalle el papel de este agente de la guardia civil que, según la primera sentencia, no dudo en simular un control de tráfico para, compinchado con un socio que iba en el coche con la coca, simular que decomisaba la mercancía. Los acusados se desplazaron a Poio para recoger la droga y regresar, por la AP-9, a O Porriño para, posteriormente, ir a Redondela por la N-550. En el punto kilométrico 148 de dicho vial, el guardia civil, usando su pistola reglamentaria y coche oficial, simuló el control. Lo que no sabía ninguno es que la Policía Nacional los seguía desde hacía tiempo para caer sobre todos ellos en ese momento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Tribunal Supremo ordena repetir un juicio a narcos asociados con un guardia civil