El candidato de Vox a la alcaldía de Vigo fue condenado por injurias a su expareja

Sergio Maus elaga que fue víctima de una denuncia falsa por violencia de género y que todo acabó en unos insultos tras comprobar que su expareja le era infiel con un amigo

Sergio Maus, candidato a la alcaldía de Vigo por Vox en las elecciones del domingo
Sergio Maus, candidato a la alcaldía de Vigo por Vox en las elecciones del domingo

Sergio Maus Gómez dio el salto a la política de la mano de Vox para obtener representación en la corporación de Vigo tras las elecciones del domingo. El candidato ourensano, concretamente de A Limia, se presentó como un empresario de la hípica con negocios a caballo entre su provincia natal y Nigrán. Ya en el pasado, y fuera de Galicia, aseguró públicamente que también se dedicó a la seguridad privada. Todo ello con 38 años de edad. En el partido judicial de Xinzo de Limia, sin embargo, lo recuerdan por otros motivos ocurridos en el 2013. Concretamente el 7 de julio. La sentencia pública del Juzgado de primera Instancia e Instrucción número 1, ya el 9 de abril del 2014, daba por probada la denuncia presentada por su expareja para condenarlo por vejaciones e injurias.

La jueza, inicialmente, acreditó que Sergio Maus mantuvo una relación sentimental con convivencia con la víctima durante unos meses, la cual finalizó entre finales del diciembre del 2012 o enero del 2013. Maus, contrariado con la ruptura y al saber que ella tenía una nueva relación sentimental, aproximadamente a finales de junio de 2013, movido con la intención de recuperar, y al ver que no lo conseguía, también de amedrentar y vilipendiar a la víctima, le mandó mensajes vía Whatsapp. Entre ellos destaca uno del 28 de junio, que la sentencia recoge íntegramente, en el que se insultaba de diversas formas y muy graves a la que fue su pareja.

El fallo lo consideró culpable de una falta por injurias, que implicó una pena de cinco días de trabajos en beneficio de la comunidad y el abono de las costas procesales. Sergio Maus, consultado por La Voz, asegura que la denuncia inicial era por malos tratos y, además, falsa. Y que las injurias «fueron porque me estaba engañando con un amigo, y en ese momento todos tenemos ese punto de dolor, no es más que eso, nada más. Eso sí, la denuncia de malos tratos era falsa, la jueza lo reconoció y yo me pasé una noche en el calabozo». Otra sentencia, en este caso por un presunto delito de lesiones también en Xinzo y con Maus como destinatario final, fue absolutoria.

El hecho de que este limiano se presente en Vigo como un empresario del sector hípico tampoco cuadró a sus colegas de profesión en Galicia. Más que nada por desconocimiento, ya que no habían oído hablar de él antes. Situación contraria se dio al ser elegido candidato de Vox a la primera ciudad de Galicia. Ahí sí empezaron a surgir comentarios sobre Maus en su propio oficio. Un primer chequeo por la Red sí aporta algunas claves. Sergio Maus figura, con perfil propio, en la red social BlaBlaBla Horse, que al igual que la destinada a personas y coches, busca compartir gastos para, en este caso, transportar equinos. Maus se dio de alta en enero del 2017 aportando otra clave, el nombre de su empresa: Andalusian Lux Horse. El mismo Maus asegura que dicha firma está inactiva «desde hace mucho tiempo». Añade que actualmente no está en activo y que está centrado en la campaña electoral. Si la búsqueda se hace en Google, además de aparecer el número de teléfono del actual candidato, se indica que el negocio sigue abierto, incluso con horario apertura y cierre.

El portal de Andalusian Lux Horse tampoco hace ninguna referencia a la inactividad que expone Maus. La web, de entrada, oferta «dos pistas cubiertas, 80 boxes, pista exterior con medidas oficiales, cafetería , servicio de cámping y bungalós y círculos para el trabajo de equilibrio». Las instalaciones, añade la web, se sitúan en Allariz, concretamente «en un paraje idílico a la orilla del río Arnoia». Incluso en la pestaña de «contacto» se comprueba que la flecha localizadora se ubica en dicha villa y en unas instalaciones equinas anexas al cámping Os Invernadeiros. En dicho recinto turístico aseguran desconocer cualquier actividad de la firma Andalusian Lux Horse en la zona, a la vez que añaden que el recinto es de competencia municipal y se gestiona a través de la empresa pública Reatour S.A.

El segundo turno de preguntas, ya en el Concello de Allariz, aporta más novedades. La primera pasa por la sorpresa que les genera que Andalusian Lux Horse anuncie esas instalaciones dando la sensación de que son propias. «O único que tivo esta persoa, cun socio, foi alugadas entre seis e oito cuadras para cabalos que non pagaban, e tivemos que obrigalos a marchar porque non querían irse», explican en el equipo de gobierno. Sergio Maus aporta una versión completamente diferente de lo ocurrido: «Éramos un grupo que teníamos ahí nuestros caballos, no hubo impagos y decidimos irnos al no estar conformes con la situación para poder desarrollar nuestra actividad, fíjese que ni hubo que pleitear ni nada, nos fuimos sin más». Aseguran en el Concello de Allariz que en la gestión del problema, incluso, intervino la Guardia Civil de la zona para aconsejar al ejecutivo local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El candidato de Vox a la alcaldía de Vigo fue condenado por injurias a su expareja