El Sergas ficha con el nuevo contrato a su primera médica portuguesa

Sanidade había empezado a promocionar a finales de febrero sus condiciones para buscar sustitutos, con un salario anual de 61.500 euros al año

Jesús Vázquez Almuiña y Félix Rubial en una visita al centro de salud de O Porriño
Jesús Vázquez Almuiña y Félix Rubial en una visita al centro de salud de O Porriño

Vigo

Después de su campaña de promoción en Portugal ofreciendo contratos estables por 61.500 euros al año, el Servizo Galego de Saúde ha fichado a su primera médica lusa. Se trata de una profesional que se incorporó a su puesto el miércoles en Vigo. El nuevo contrato de continuidad permite firmar un acuerdo con un médico de familia para que sea el sustituto de referencia de varios centros de salud. La primera cubrirá las ausencias de los médicos de plantilla de ocho ambulatorios de Vigo (A Doblada, Bembrive, Sárdoma, Lavadores, Matamá, Teis, Cuba y Taboada Leal).

Esta es la primera portuguesa, pero no la primera persona que viene de Portugal a trabajar. En la zona de Chaves, el Sergas logró fichar a un médico español y a otro sudamericano que estaban trabajando en Portugal y que tenían el título de Medicina español, según fuentes del organismo sanitario.

También hay médicos gallegos que han suscrito el nuevo contrato. En el área de Vigo ya eran tres: en Redondela, que cubre también Fornelos y Pazos de Borbén; O Porriño, que atiende Mos y Salceda; y Tui, que abarca Tomiño, A Guarda, O Rosal y Oia. El Sergas pactó una división de toda Galicia en zonas para que el ámbito que cubren los médicos que firman este contrato de continuidad sea reducido.

La filosofía es siempre la misma: el médico que firma el nuevo contrato se encarga de hacer las sustituciones, de manera que cuando uno falta el Sergas no tiene que estar tirando de la lista de contratación, sino siempre de las mismas personas. Al profesional se le garantiza una duración mínima de un año que se puede prorrogar hasta tres. Al terminar el contrato, se analiza si ese puesto se convierte en una nueva plaza estructural. Los doctores tienen que hacer al menos dos guardias al mes en los puntos de atención continuada (PAC) y libran al día siguiente de esta guardia. Se conoce como modelo vasco porque ya existía en Euskadi.

La médica que acaba de incorporarse a Vigo es la primera de origen portugués. El Sergas empezó a promocionar el nuevo contrato a finales de febrero. Inicialmente, muchos facultativos lusos y gallegos que trabajaban al otro lado de la frontera se interesaron por las condiciones, pensando sobre todo en las provincias de Pontevedra y Ourense por ser fronterizas y porque el área de Vigo es la que está sufriendo más carencias de médicos. Pero ninguno había dado el paso de firmar. El Sergas asegura que está en conversaciones con más facultativos portugueses y que espera que el fichaje de esta médica sea «o primeiro dunha serie de máis profesionais que se incorporen á área de Vigo».

Además, estos días finalizan los médicos residentes y el Sergas confía en incorporar a varios.

Habla uno de los nuevos médicos contratados por el Sergas: «Dejé Galicia por los contratos basura, y he vuelto por este»

Elisa Álvarez
Javier Peinado, en el centro de salud de Santa Cruz, Oleiros
Javier Peinado, en el centro de salud de Santa Cruz, Oleiros

Hace tres años,  Javier Peinado dijo adiós al Sergas, harto de la precariedad; pero hace unos días regresó a A Coruña

Javier Peinado es uno de los firmantes del nuevo contrato del Sergas para hacer sustituciones. Quería estar cerca de sus padres, y se encontró con una opción que le ofrece estabilidad.

-¿Por qué se acogió a esta modalidad de contrato?

-Mis padres están aquí, son mayores y el contrato me lo permite.

-Es decir, retorna a Galicia.

-Dejé Galicia hace tres años por los contratos basura que me estaba dando el Sergas, y he vuelto por este. Estuve nueve años a disposición del servicio gallego y me quedaban 40 días de prestación por desempleo. Ante la inestabilidad decidí marcharme, cogí todos los colegios médicos de España y busqué ofertas. Al final me fui a Zamora, a un centro muy agradable en Camarzana de Tera. El problema es que éramos diez médicos, pero por excedencias y bajas acabamos siendo cinco, que hacíamos el trabajo de diez. Vi el calendario laboral de este año, y cogí y me fui.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Sergas ficha con el nuevo contrato a su primera médica portuguesa