Una juvenil viguesa, quinta en el ránking mundial de martillo

Irene Gómez ha mejorado su marca en 23 metros en dos años y medio con Hermida


vigo / la voz

Irene Gómez no tiene techo. La lanzadora de martillo viguesa ha mejorado su marca desde octubre del año 2016, cuando llegó al grupo de José Manuel Hermida, en 23 metros. La última muesca la firmó en el acto inaugural de la liga de clubes al lanzar el martillo a 57,41 metros, registro que supone la quinta mejor marca del ránking mundial sub-18 para una atleta que todavía está en edad juvenil, en donde el peso del artefacto es de 3 kilos.

«Estoy supercontenta porque no me esperaba para nada que saliera esa marca. Estaba bastante cansada entre exámenes y todo lo demás. Iba con la esperanza de lanzar 55 y cuando vi que salía esa marcaza que casi es mínima para el Europeo sub-20, la verdad es que me contenté muchísimo y me da muchas ganas de seguir adelante», comenta la lanzadora. Esos 57,41 metros con el martillo de 4 kilos le colocan como la quinta de España a nivel absoluto en estos momentos y primera sub-18.

Nacida en el 2002, la viguesa lo reúne todo para dominar durante mucho tiempo la disciplina, aunque en el deporte de formación aventurar el futuro siempre resulta complicado.

«De mulleres é a atleta de maior nivel e calidade que tiven ata agora», comenta Hermida, el gurú del lanzamiento de martillo en Galicia, que destaca de Irene «a súa capacidade de asimilación, é unha atleta moi coordinada, é rápida e a nivel técnico e do mellorciño que hai agora en España. É mo boa, ten unha técnica moi depurada para a idade que ten e o pouco tempo que leva nesta especialidade». Por encima es buena estudiante, muy organizada y se crece en la competición. «É unha atleta que rende máis na competición, de feito a marca de 4 quilos que fixo o outro día, adestrando nunca chegou a ela», comenta su entrenador, que mima una preparación en donde además de las repeticiones de los lanzamientos también el trabajo de gimnasio, el trabajo de coordinación a nivel de saltos y velocidad «porque o cometido do lanzador é transmitirlle velocidade ao artefacto».

Hermida también quiere ser cauteloso en clave de futuro «porque o deporte dá moitas voltas» pero Irene Gómez derrocha ambición.

La viguesa está a nueve centímetros de la mínima para el Europeo sub-20, pero sus retos para el curso van más allá. «Quiero meterme en el Festival Olímpico de la Juventud para lo que tendría que lanzar 64 metros, pero con las expectativas que tengo para esta temporada espero lanzar más. Mi segundo objetivo es llegar bien al Campeonato de España absoluto (31 de agosto y 1 de septiembre)». Y el tercero, con etiqueta de sueño habla de batir el récord de España de tres kilos que está en los 67 metros «porque este es mi último año con el martillo de tres kilos y quiero aprovecharlo al máximo, pero si al final acabo con 65 o 66 también lo haría con una satisfacción enorme».

Cambiar el peso del martillo será una ventaja más que un problema para Irene, algo en el que coinciden atleta y entrenador. «Creo que lle vai ser máis fácil lanzar, o martelo de catro quilos porque é forte e non lle custa lanzar fai máis fácil a técnica», un pensamiento que comparte Irene. «Soy una persona que soy más de fuerza y de técnica que de velocidad y entonces el martillo de 3 me pesa muy poco y me cuesta más aplicar la técnica bien y con el de 4 cuatro me siento mucho más cómoda. Que en el futuro mi martillo vaya a ser de cuatro kilos me da seguridad».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Una juvenil viguesa, quinta en el ránking mundial de martillo