No hay techo para Caballero: dos de cada tres dicen que le votarán

El 44 % de las personas que se abstuvieron hace cuatro años apoyarán al alcalde

Estimación de voto en Vigo

Vigo / la voz

La mayoría absolutísima que Abel Caballero logró en el año 2015 sorprendió por dos motivos. Uno fue su contundencia: 17 concejales de 27, con un 52 % de los votos. Otro fue su contexto: el PSOE estaba en caída libre, y el bipartidismo, en cuestión. Ese hito parece no tener, ahora, un techo. El tracking electoral que ahora empieza Sondaxe para La Voz de Galicia, y que continuará cada día hasta las elecciones municipales, sitúa al alcalde en un plácido reinado de 20 concejales. La oposición quedaría reducida a su mínima expresión, el PP absorbido y el PSOE -o tal vez la marca Caballero- apuntando ya al 65 % de los votos. ¿Dónde está el límite?

En el mes de febrero, Sondaxe ya hizo una amplia encuesta y en aquel momento el 59 % de los entrevistados decían que iban a apoyar al actual alcalde. En el 2015 habían sido un 52 %, con 73.000 papeletas. El crecimiento sigue después de la larga campaña electoral, con las elecciones generales por medio. El tracking que hoy se publica se elabora a partir de 300 entrevistas realizadas esta misma semana.

El análisis más minucioso de los datos permite sacar algunas conclusiones. Para empezar, la candidatura de Abel Caballero es la más robusta. El 94 % de los que le votaron hace cuatro años aseguran que volverán a hacerlo. Y no es que haya un 6 % que hayan decidido cambiarse. Menos de un 2 % optarán por otras candidaturas. El otro 4 % todavía no han decidido qué hacer. Y este dato es fundamental para entender lo rocosa que es la candidatura de Abel Caballero. Porque en los demás partidos el porcentaje de indecisión supera el 20 % en todos los casos. En el PSOE solo el 4 % de los que les votaron hace cuatro años todavía no tienen claro qué hacer.

Poco le queda que captar de otras opciones políticas. Sin embargo, algo sigue pescando. Hay un 8 % de las personas que hace cuatro años apoyaron al PP que ahora dicen que van a depositar la papeleta de los socialistas el día 26. Un 6 % de los electores de Marea se cambiarán también. Un 23 % de los electores del Bloque y otro 19 % de los de Ciudadanos también se inclinan por entregar su sufragio a Caballero. Ninguno de estos dos partidos entró en la corporación en el 2015, pero entre ambos sumaron más de 11.000 votos, que no son pocos.

Pero hay más. Cuatro de cada seis personas que estaban llamadas a las urnas en el 2015 decidieron quedarse en su casa. 95.000 votos se perdieron en la abstención. Ahora, hay un 44 % de las personas que entonces optaron por esa vía que dicen que van a apoyar a Caballero. Ese dato resulta fundamental para explicar su éxito, al menos en las encuestas, porque es un posible caudal de miles de votos.

El PP sigue bajando y se queda en cuatro concejales. Es la menor cifra desde que el partido de la derecha se refundó, en 1989, ya eran los actuales siete ediles. Quedarse en solo cuatro los pondría en una situación muy complicada, teniendo en cuenta que los populares fueron la fuerza más votada en el 2011, con trece concejales y a solo 1.500 votos de gobernar. Un 8 % de los suyos dicen que van a elegir a Caballero en esta ocasión. Otro 7 % se irá a Ciudadanos, una fuerza que no tiene representación política en la ciudad ni la tendrá el próximo mes, según la encuesta de Sondaxe.

Pelea en la izquierda

Donde se advierte una pugna dura es en el lado izquierdo de la mesa política. Marea y BNG parecen competir por electores con sensibilidades parecidas y por su propia supervivencia. Los primeros suman tres ediles y los segundos, que llegaron a ostentar la alcaldía, no tienen ninguno ahora. A partir del día 26, según Sondaxe, Marea se quedará con dos y el Bloque con uno. Un 8 % de las personas que votaron a Marea de Vigo hace cuatro años dicen que se inclinarán por el Bloque en esta ocasión. Sin embargo, no hay trasvase en el sentido contrario: ningún votante del frente nacionalista quiere apoyar ahora a la coalición de izquierdas. Todo esto ocurre en un contexto de luchas internas. Marea de Vigo es afín a Unidas Podemos, la coalición de Izquierda Unida con Podemos. Esos dos partidos rompieron en Galicia con el sector más nacionalista, el que representaban Anova y Luís Villares.

Ciudadanos y Vox se quedan lejos de franquear las puertas del Concello de Vigo. Los naranjas tendrían un 3 % de los votos, y los de Santiago Abascal, un 1,7 %. Todo lo que quede por debajo del 5 % no se tiene en cuenta para hacer el reparto de concejales.

Los nuevos votantes, entre el PSOE y Marea

Dice el tópico que los jóvenes son de izquierdas y el tracking que hoy empieza a publicar La Voz de Galicia parece confirmarlo. Los nuevos electores -la mayoría lo son por edad- mueven sus preferencias entre el PSOE y Marea. El 48 % dicen que apoyarán a los socialistas y el 20 % se inclinan por la coalición de Esquerda Unida y Podemos. Ninguno se va hacia la derecha. Eso sí, uno de cada tres no sabe qué hará el domingo 26 de mayo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

No hay techo para Caballero: dos de cada tres dicen que le votarán