La huelga de médicos de Vigo reclamará el cese del gerente y tener diez minutos por enfermo

El colectivo prevé aprobar el lunes el paro de mayo para que se celebre antes de las elecciones municipales


Vigo

El próximo lunes, una asamblea de facultativos votará si se convoca una huelga de médicos de los centros de salud de Vigo y su área. La reunión está condicionada a la que este viernes van a mantener los sindicatos con la dirección del Servizo Galego de Saúde (Sergas) para negociar mejoras para la atención primaria, aunque no se esperan grandes novedades. A la espera del acuerdo formal, la asamblea de facultativos de atención primaria de Vigo acordó ayer una hoja de ruta para esa huelga. El paro reclamará la dimisión de la gerencia del área sanitaria de Vigo, que encabeza Félix Rubial. También pedirá que los médicos dispongan de un tiempo mínimo de diez minutos para atender a cada paciente y que se ponga un tope al número de enfermos. Además, reclamará que se mejore el acceso a las especialidades del hospital abriendo la derivación presencial a todas ellas, recuperando la consulta preferente (con una espera máxima de quince días) y eliminando buzones virtuales. 

El argumentario centra en Félix Rubial buena parte de la responsabilidad. El choque con el gerente se ha ido recrudeciendo desde que los jefes de los centros de salud dimitieron por primera vez en el mes de diciembre. Esa renuncia no fue aceptada por el Sergas y volvieron a abandonar sus puestos tres meses después. Este cese sí fue admitido y 23 médicos dejaron de ostentar las jefaturas.

La eliminación de las teleconsultas ha sido otro de los caballos de batalla desde el inicio. Consisten en que un médico de cabecera derive virtualmente al paciente a un médico del hospital. En vez de enviarlo físicamente, describe sus datos clínicos en una plataforma electrónica y desde el hospital contestan. Esa contestación puede resolver el problema o bien pedir la derivación presencial al hospital. En primaria se quejan de que sea la única forma de derivación para muchas especialidades. El Sergas ha reabierto la derivación en persona para cuatro especialidades, aunque para unos problemas de salud determinados.

Tiempo

El tiempo de diez minutos por paciente es una reivindicación tan histórica como la propia existencia de la atención primaria. Actualmente, en general, los doctores disponen de seis minutos por enfermo, aunque si alguien llega al centro de salud sin cita se le atiende cuando se puede y sin contar con más tiempo. Una medida de presión que se plantean los médicos, a mayores de la huelga, es establecer un tope de pacientes y pedir a los administrativos que si se supera no le den la cita al paciente que vaya como urgente al centro de salud, para que sea la dirección del Sergas la que tenga que dar la orden por escrito.

La recuperación de la consulta preferente es algo que, en teoría, los jefes de servicio habían pactado con el conselleiro de Sanidade antes de su segunda dimisión y que este había aceptado. Según el Sergas, en cardiología se ha creado una consulta muy preferente que se prevé extender a otros servicios del Cunqueiro y del Meixoeiro.

Todavía no se ha acordado un día para la huelga, aunque fuentes del colectivo dan por hecho que será antes de las elecciones municipales del 26 de mayo. Aún están estudiando cómo convocarla al margen de los sindicatos, aunque dan por hecho que llega con que se vote en una asamblea, de manera secreta, y haya más votos a favor que en contra. Por los plazos de notificación a la Administración y de negociación, es probable que coincida durante la campaña electoral.

En todo caso, la huelga es fruto de la desconvocatoria de la que se iba a celebrar los días 9, 10 y 11 de abril en toda la atención primaria gallega. Los sindicatos decidieron firmar la desconvocatoria (una medida muy criticada) y decenas de médicos protestaron en los centros de salud.

Más medidas

Además, los médicos han acordado otras medidas de presión. Una es renunciar a la docencia de la convocatoria del MIR del año 2020. La dirección del área sanitaria dijo a los tutores de Colmeiro que ya no pueden renunciar a aceptar nuevos residentes de primer curso este año (estos días, en realidad) porque el MIR ya había sido convocado teniendo en cuenta que el centro daría docencia. Otra cosa es el próximo año. Aunque este punto genera ciertas disensiones en el colectivo médico. Los doctores también se plantean no acudir a ninguna reunión con el área sanitaria de Vigo y no participar en los acuerdos de gestión, la evaluación de objetivos que pasan los profesionales todos los años en virtud de la cual se paga el complemento de productividad y que se tiene en cuenta para la carrera profesional. También plantean mandar hojas de interconsultas por correo a la dirección cuando la demora sea excesiva.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La huelga de médicos de Vigo reclamará el cese del gerente y tener diez minutos por enfermo