El Rápido no fue capaz de frenar el ciclón del Pontevedra

Fútbol | Segunda B La derrota en el derbi de Pasarón corta la línea ascendente del equipo de Bouzas y complica el play-out


No hizo falta mucho tiempo de juego para ver el desequilibrio sobre el terreno de juego. El Rápido salió a ganar, pero el Pontevedra se armó para avasallar a base de juego y ocasiones desde que el árbitro pitó el inicio de partido.

Avisó ya con el primer intento a los tres minutos, sería el primero de una larga lista de oportunidades que no se materializaría hasta diez minutos después cuando Borja Domínguez pasa a Pedro Vázquez a saque de falta y este envía a Romay, que tras un primer rechace del portero, acaba marcando. El 1-0 dictaba la primera sentencia para un Pontevedra que convertía en oro todo lo que tocaba. Le tocó jugar el papel de rey Midas ante un Rápido que necesitaba la victoria para poner tierra de por medio con el descenso directo. No contaban los de Michel Alonso que enfrente estaría un Pontevedra que todavía no ha cedido en Pasarón y para el que la victoria suponía mantenerse en play off.

El recital no había hecho más que empezar en un estadio que ayer logró la mejor entrada de la temporada. Tras varios intentos fallidos, llegó en el minuto 25 la ocasión más clara en los pies de Javi Pazos, que tras una carrera en largo no pudo finalizar la jugada. Era solo el aviso de lo que ocurriría casi diez minutos después con un disparo del pontevedrés que se cuela en la portería de Brais Pereiro como pidiendo permiso.

El Rápido no lograba cerrar las jugadas y por más que intentase armarse en defensa, tanto Romay como Javi Pazos lograban encontrar vías para generar peligro. Álvaro Bustos y Borja Domínguez creaban desde el medio campo para transformar en opciones lo que caía en sus pies, mientras Adrián León protegía a Edu del peligro de Carlitos. Amenazó el Rápido con un disparo de Quico que dio contra el larguero. Pero ya lo dice el refrán. No hay dos sin tres. Y a la vuelta de vestuarios Borja Domínguez se encargó de dar sentido al popular dicho subiendo el tercero al marcador. Ese gol dio un halo de confianza al Pontevedra, que rebajó la intensidad de la primera parte. La aprovechó el club vigués que marcaba gracias a Rodri el primero de su cuenta tan solo dos minutos después de que los granates sumasen el tercero. El gol metió más en el partido a los de Vigo que veían escapar los puntos ante un Pontevedra que ejerció la superioridad del anfitrión, algo que lleva haciendo todo el año.

Molestias

Luismi ajustó los últimos cambios y sacó a Javi Pazos por Mikel Arruabarrena, Pedro Vázquez por Álex González y a Berrocal por Kevin en la medular. Estos dos últimos se vieron obligados a salir por molestias y Luismi quiso preservarlos para evitar males mayores.

El Rápido aprovechó los últimos minutos para intensificar su ataque, pero la intensidad del Pontevedra no menguaba ni con el cansancio. La victoria permite a los granates dormir en la segunda plaza a la espera de que se celebren el resto de los partidos de la jornada, al igual que el Rápido de Bouzas que espera que los rivales directos pinchen para poder coger impulso y mantener la racha ascendente con la que llegaron a un Pasarón, que ayer llegó al éxtasis.

?Edu, Nacho López, David Castro, Víctor, Adrián, Kevin (Berrocal, min 71), Pedro Vázquez (Álex González, min 46), Borja Domínguez, Javi Pazos (Mikel Arruabarrena, min 64), Álvaro Bustos, Romay

?

Brais Pereiro, Adrián, Coti, Quico, Iago, Armando, Javi Sánchez (Duque, min 76), Toni Jou, Rodri, Carlitos (Víctor Calarge), Diego Diz

Goles: 1-0, min 13: Romay. 2-0, min 34: Javi Pazos. 3-0, min 54: Borja Domínguez. 3-1, min 56: Rodri.

Árbitros: Alberto Fuente Martín del colegio cántabro

Incidencias: Unos 5.000 espectadores en la jornada 34 de Pasarón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Rápido no fue capaz de frenar el ciclón del Pontevedra