Alberto Garzón advierte a los indecisos: «No vaya a ser que el voto que pretende ser de izquierdas haga que al final Albert Rivera sea ministro de Trabajo»

El candidato de En Común Unidas Podemos hizo campaña arropado por los aspirantes gallegos


Vigo / La Voz

El coordinador federal de IU Alberto Garzón, que abrió ayer la campaña de Unidas Podemos en Madrid al lado de Pablo Iglesias, presentó esta mañana en Vigo sus propuestas para gobernar el país arropado por las candidatas de En Común Unidas Podemos Yolanda Díaz, Antón Gómez-Reino, Ángela Rodríguez, Jaime Cabeza, Vanessa Somoza, Vanessa Angustia y Ledicia Piñeiro. Abrió el acto el anfitrión vigués, Rubén Pérez, candidato por Marea de Vigo a las municipales que se definió como «concelleiro sufridor» en un Vigo que se ha vuelto «irrecoñecible no seu tecido social» y empezó ya su campaña prometiendo volver a poner en valor el municipalismo desde la presidencia de la FEMP, «non cun alcalde de dereitas que negocie co ministro Montoro, senon con un que defenda aos concellos». Antón Gómez Reino también hizo un guiño local en su alocución, reclamando la eliminación de la Cruz de O Castro.  

El auditorio del Teatro Afundación, lleno, fue el escenario elegido para hablar de «banqueros que ganan 29.000 euros al día como Ana Patricia Botín», detalló Garzón, de fondos buitre que destrozan barrios expulsando de ellos a sus habitantes o de compañías energéticas que ponen precios inalcanzables para muchos al recibo de la luz. El candidato de izquierdas recordó que «la privatización es la corrupción legal en nuestro sistema», abogó por una universidad pública gratuita y se dirigió con insistencia a los que no tienen claro a quién votar. La preocupación por ese 30-40 por ciento que según las encuestas no va a ir a votar o tiene dudas sobre el color de su papeleta, se hizo patente a lo largo de su discurso: «Una de las fórmulas para luchar es participar en estas elecciones que están absolutamente abiertas. Hay gente que pudieran pensar que para que no pase la extrema derecha deben votar al Partido Socialista y nosotros le decimos a a los indecisos que el socialismo ha dado muestras muchas veces de lo que hace en la práctica, a diferencia de sus discursos, y que escuchen a los socialistas en este momento en el que están diciendo que su prioridad es gobernar con Ciudadanos, no vaya a ser que el voto que pretende ser de izquierdas haga que al final Albert Rivera sea ministro de Trabajo».

Garzón se remitió a los años de la crisis para recordar que «hace 10 años ser mileurista era un drama y hoy se nos dice que es un privilegio». Insistiendo en que «los derechos de hoy son las luchas de ayer», abogó por una respuesta política valiente que se enfrente ak poder económico para derogar la reforma laboral, la lucha contra la precariedad con medidas como la subida del salario mínimo.   

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alberto Garzón advierte a los indecisos: «No vaya a ser que el voto que pretende ser de izquierdas haga que al final Albert Rivera sea ministro de Trabajo»