El Puerto invierte 1,4 millones en el faro Silleiro antes de destinarlo a hostelería

El edificio se acondicionará y aislará y desaparecerán las viviendas de los fareros


baiona / la voz

La Autoridad Portuaria de Vigo ha sacado a concurso la rehabilitación del faro de cabo Silleiro con el propósito de convertirlo en un futuro en un establecimiento de hostelería. «Ya sea un hotel, o un restaurante», precisaron desde el organismo. El Puerto ha publicado en la plataforma de la contratación del sector público el anuncio de licitación de los trabajos. El importe es de 1,4 millones de euros, incluyendo los impuestos.

El plazo de ejecución previsto es de ocho meses desde la adjudicación. Esto quiere decir que la obra puede estar lista el próximo año teniendo en cuenta los plazos para que se presenten la empresas, se analicen las propuestas y se encomiende a una de las licitadoras el proyecto. El concurso está dirigido a constructoras de edificios y obras singulares de ingeniería civil, tales como puentes o túneles. Los trabajos que hay que efectuar se describen como ejecución de acondicionamiento de la edificación del faro de Cabo Silleiro.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, considera que la conversión del faro en establecimiento de hostelería no entorpece las labores de vigilancia y mantenimiento que hacen los técnicos de señales marítimas que están destinados a este puesto. La torreta se encuentra automatizada y los trabajos que hay que hacer en ella no son continuos, por lo que los trabajadores no se hallan permanentemente dentro de la construcción.

Esto no funcionaba de esta manera antiguamente. El proyecto de la edificación de Cabo Silleiro, situado en la carretera que une Baiona con A Guarda, se realizó en 1910 por el ingeniero Ramón Martínez de Campos. El edificio se destinó a faro y a viviendas para los fareros. El inmueble tiene forma de C y dos plantas de altura y una torre. La planta tiene 46 metros de largo por 11,5 de ancho. En total la planta baja mide 510 metros cuadrados y la alta, 356.

Espacio accesible

Con el proyecto se busca sanear la construcción, sustituir los elementos deteriorados y acondicionar la edificación a las necesidades actuales, así como vaciar interiormente las dos viviendas para disponer de un amplio local que pueda destinarse a otros usos. La obra incluye la eliminación de la estructura horizontal y la sustitución de cubiertas y todo el remozamiento de la estructura vertical y también de la envolvente.

El acondicionamiento incluirá el cambio de la carpintería exterior, muy deteriorada por la climatología. En la obra se prevé el aislamiento de la cara interior del edificio que está sometido a vientos muy fríos y temporales intensos. También está prevista la renovación del pavimento exterior que rodea el faro así como la preinstalación de equipos para albergar servicios de climatización y otros.

El pliego establece que todo el entorno debe convertirse en un espacio accesible para personas con movilidad reducida y esta también debe permitirse en el interior del inmueble.

El concurso señala que se mantiene el uso principal de señal marítima y que otros usos posteriores requerirán el pertinente proyecto y su autorización.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Puerto invierte 1,4 millones en el faro Silleiro antes de destinarlo a hostelería