La banda de las maletas: «Mándame una momia de 3.000 años»

El jefe policial revela que el acusado arousano ofreció a su supuesto socio asturiano participar a comisión en una descarga en una playa de Galicia


Vigo

Los supuestos narcos gallegos y latinoamericanos chateaban entre ellos a través del programa de videoconferencia Skype para organizar envíos de maletas impregnadas con cocaína. Usaban palabras clave para organizar el envío como: «Mándame una momia de 3.000 años», en referencia a una maleta de 3 kilos con cocaína aunque también podría referirse a un transporte de tres toneladas que nunca llegó a materializarse. Así lo reveló un jefe policial que desmanteló el grupo en su comparecencia a través de videoconferencia en la tercera sesión del juicio que se celebra en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo. En la sesión de esta mañana declaran los investigadores de la trama. 

El experto policial y jefe de grupo Udyco que coordinó la investigación reveló que el cabecilla asturiano (que residía también en Barcelona) y su socio arousano hablaban por teléfono de continuos negocios relacionados con la droga aunque usaban palabras clave como «momia», «restaurante», «chicas» y «obras», aunque la Policía cree que su única actividad conocida era el tráfico de drogas. Por ejemplo, en una escucha se dice «tengo un contacto que quiere 15 chicas» y luego hablan del precio a «25», en referencia a 25.000 euros el kilo de cocaína y el grado de pureza, a la vez que se referían a «tiza». Los seguimientos telefónicos se realizan incluso en cabinas y con los teléfonos que cambiaban constantemente y los agentes conocen la voz.

El mando policial, que actualmente presta servicio en A Coruña, también reveló que el socio arousano le ofreció al asturiano participar en una descarga de droga en una playa de Galicia a cambio de un porcentaje. Incluso se reunieron en un bar del puerto de Vilanova de Arousa.

La Policía también reveló que lo tenían todo meticulosamente estudiado y evitaron que la pasajera paraguaya con la maleta llena de droga viajase en un «vuelo caliente» por lo que hizo transbordo en São Paulo, en Brasil, para no levantar sospechas. En Colombia tenían un contacto llamado Peluche que preparaba la droga y untaba las maletas de cuero con manteca de serpiente. Luego, en Paraguay, otro contacto buscaba a las pasajeras pero varias de ellas se negaron al sospechar que iban a llevar mercancía ilegal.

Trama ramificada

El abogado Franco Argibay preguntó sobre  las conversaciones interceptadas en un narcotransportista llamado J.V. Padín y el jefe de la banda de las maletas y el jefe policial respondió que ese fue el origen que la investigación actual, pues es una ramificación de otra. «Se habló de una momia de mil años pero no se llegó a realizar ningún envío de mil kilos de cocaína», afirmó el mando policial. Creen que quizás luego pudo hacerse un transporte de heroína.

El letrado pontevedrés preguntó si los contactos en Sudamérica fueron identificados, a lo que el jefe policial respondió negativamente. Respecto a la capacidad de mover grandes cargamentos de droga, el jefe policial indicó que la banda era capaz de traer maletas y paquetes a España.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La banda de las maletas: «Mándame una momia de 3.000 años»