Claves para evitar las mismas fotos que hace todo el mundo

El colectivo vigués FVCK nace con la intención de generar conocimiento y debate alrededor de la cultura fotográfica


vigo / la voz

Las viguesas Puri Díaz y Cristina Brea llevaban años colaborando con distintos proyectos fotográficos hasta que le dieron forma al suyo propio. La plataforma se llama FVCK, de Fotografía Viguesa Contemporánea... con el añadido de una letra K, que aporta un punto de irreverencia totalmente intencionado, que, a pesar de todo, no deja de sorprenderles por las reacciones que provoca la semejanza con un taco en inglés que parecía superado.

En un momento de la historia en el que todo el mundo hace fotos, se trata de dar herramientas para aprender algo de fotografía (contemporánea sobre todo, pero también clásica) o presentarla de una forma algo más reflexiva con un aporte de conocimiento que deje poso. FVCK llega para sacudir por los hombros a toda esa recua de ciudadanos que lo inmortalizan todo y a todas horas echando mano al bolsillo donde reposa un teléfono móvil.

Cristina Brea lo resume como un punto de apoyo «para pasar del mundo digital al papel, que es un mundo infinito», asegura añadiendo que se trata de un colectivo abierto a todo el mundo, para disfrutar y seguir aprendiendo sin que nadie se sienta excluido, tanto si es un aficionado, un estudiante o un profesional del medio.

Brea, que estudió Bellas Artes y actualmente imparte clases de plástica en secundaria, pone como ejemplo una cuenta de Instagram que demuestra que todo el mundo hace las mismas fotos no solo por su temática sino por su composición. «Las imágenes nos rodean pero hay una gran carencia de cultura visual. La inmediatez nos roba parte del proceso previo. Uno tiene que leer, ir al cine o ver fotografías de autores que han creado escuela. Hace una foto es como escribir un libro. Es un modo de expresión que puede dejar huella, o no», argumenta.

Puri y Cristina coincidieron en su época universitaria en la misma facultad, pero la vida las llevó a cada una por su camino -Díaz por el diseño gráfico y Brea en la creación plástica combinada con la docencia- hasta que una foto colgada en redes sociales las reunió de nuevo por casualidad. Ahí retomaron su amistad y sus coincidencias en el enfoque las llevaron a plantear una iniciativa que también tiene mucho de integradora. «Hay mucha gente interesada en la imagen, profesionales o no, pero también hay mucha dispersión. Queríamos hacer algo para acercar a todo el público. No solo compartiendo y publicitando nuestros propios eventos, sino también los que hacen otros», asegura.

En su página en Facebook divulgan toda actividad que se genera en Vigo y en toda Galicia, en torno a la cultura fotográfica e invitan a que se les envíe información a fvckphoto@gmail.com

Para estas dos locas de la fotografía es una aventura apasionante que abordan, reconoce, «quitándole horas al sueño». El proyecto es nuevo y van abriendo nuevas ventanas. La última, una sección mensual de recomendaciones de libros a la que han llamado la Fvcking Lectura. «No se nos ha ocurrido mejor título para empezar que El beso de Judas, de Joan Fontcuberta, y más si tenemos en cuenta que en breve y gracias a Manuel Sendón y Xosé Suárez Canal, lo tendremos en nuestra ciudad para hablarnos de fotolibros dentro de las jornadas que se han programado con motivo de la exposición Cabodano do traballo editorial no Centro de Estudos Fotográficos, que hasta el 6 de abril, se puede visitar en Teatro Afundación».

Oriol Miñarro en Apo’strophe

Su primera acción tuvo lugar el mesa pasado. Una conferencia de Alejandro Novoa, especialista en gestión de color en la empresa de proyectos fotográficos Copias de Autor, inició un programa de actividades que ya está cerrado hasta enero del año que viene y que incluye talleres, exposiciones o presentaciones de libros. La próxima cita es el viernes, 29 de marzo, con el fotógrafo catalán Oriol Miñarro, que presentará la serie Welcome to the barrio en la que retrata esa Barcelona del barrio del Raval que nada tiene que ver con la del turismo. O como el propio autor explica: «En las antípodas de una Barcelona estereotipada y uniformizada existe un inframundo acromático donde transcurre un flujo de realidades ajeno a lo inteligible».

FVCK carece de sede propia, pero cuenta con una red de apoyos que entra dentro de su propia filosofía colaborativa. La sala Apo’strophe, en la plaza Elíptica, brinda de nuevo su espacio para albergar esta charla. La programación de los próximos meses ya está diseñada, aunque puede haber nuevas incorporaciones sobre la marcha.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Claves para evitar las mismas fotos que hace todo el mundo