Policías llegados de Madrid revisaron el caso de Déborah Fernández y ya se fueron

El viaje responde a una visita rutinaria, no implica avances en la investigación


Agentes de la Policía Nacional, procedentes de la unidad central en Madrid, se desplazaron a Vigo esta semana para supervisar la investigación del crimen de Déborah Fernández, ocurrido en el 2002. Explican en la comisaría que no es algo nuevo, que ya vinieron unas 14 veces a Vigo en el marco de esta investigación concreta y de unas inspecciones que, de forma rutinaria, se realizan con causas complejas, como los homicidios. La visita de los agentes especialista de Madrid no implica avances en la investigación, concluyen fuentes oficiales, que aseguran que se trata de un trabajo de refuerzo. «Una sana costumbre que nos ayuda a mejorar como cuerpo de seguridad», expone un portavoz que reitera que no hay avances en el caso y que es necesario ser muy escrupoloso para no dar falsas experanzas a las familia. La Policía Nacional reconoce que este caso supone, a nive interno, una espina clavada que no saldrá de no resolverse: "Que nadie piense que se tiró la toalla, que nadie lo piense, ni aquí en Vigo ni en la unidad central en Madrid".

El comisario Ángel Galán (imagen), que investigó la desaparición y muerte de la joven viguesa Déborah Fernández- Cerbera en el año 2002, aseguró el viernes, durante una conferencia, que ve «improbable» reabrir el caso si no se hallan más pistas que las ya conocidas. Deborah tenía 22 años cuando desapareció en el 2002 en la playa viguesa de Samil. Su cadáver, tras diez días de búsqueda, fue localizado oculto y desnudo entre unos matorrales junto a la carretera C-550, que une las localidades pontevedresas de Baiona y A Guarda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Policías llegados de Madrid revisaron el caso de Déborah Fernández y ya se fueron