Reto extremo para un trío vigués a las puertas del Himalaya

Raid Adrián Moreira, Jota Sancosmed y Xoel Chamorro, con la betanceira Mar Delgado, afrontan la Race World Series en la India


x. r. c. vigo / la voz

Adrián Moreira, Jota Sancosmed y Xoel Chamorro, del área de Vigo, y la betanceira Mar Delgado se embarcan la próxima semana en un desafío a prueba de valientes como la Adventure Race World Series que se celebra en el norte de la India, en zona pre-Himalaya con cotas de altitud de 3.000 metros, con salida de Manali y llegada a Shimia y con la nieve muy presente en los 475 kilómetros que estos intrépidos tendrán que recorrer andando, en bicicleta de montaña, practicando rafting por un río con la etiqueta de peligroso y haciendo cuerda.

Los cuatro tienen experiencia en este tipo de retos. Campeones gallegos y de España para ninguno de los cuatro la salida a la India significa su debut internacional, pero sí una de las citas más atrayentes. «O ano pasado fomos subcampións de España e campións galegos e todos os anos estamos vendo para correr unha fóra. A organización da India sacou a opción dun equipo novo, deixou a matrícula a metade de prezo e como a India tira non o pensamos moito», relata Adrián Moreira, el benjamín del grupo a sus 28 años y uno de los más jóvenes de la prueba y que ejerce de ingeniero forestal en los montes de Salvaterra.

Para este tipo de raid no hay preparación específica en la antesala, sino años de ir conociendo los límites del cuerpo. «É unha carreira que se prepara durante anos, vas collendo bagaxe, experiencia en probas menores e vaste formando como deportista, vas preparando o corpo e unha vez que decides ir a unha destas xa sabes como respiras, como vas a reaccionar e xa sabes sufrir».

Una de las dificultades del raid es que te enfrentas a lo desconocido al no ser revelados los itinerarios. Solo saben que el ganador invertirá un tiempo de unas 72 horas en cubrir esos 475 kilómetros, y el modo de recorrerlos. Saben que la mayoría de la distancia la cubrirán a pie y en bici, pero el rafting y la cuerda también cuentan. La primera disciplina no han podido entrenarla. «Deberíase adestrar, pero no inverno as condicións dos ríos non eran boas, pero neste caso é un rafting guiado, imos cun guía que é o que vai a manexar a embarcación e nós só temos que remar. O río é un pouco perigoso e para evitar males maiores meten un guía», precisa. Tampoco conoce la modalidad de cuerda que les espera. «Pode ser unha tirolina, ou rápel ou escalada», opciones estas últimas que tienen muy controladas.

La aventura le cuesta a cada uno de los cuatro integrantes del equipo 15 días de vacaciones y unos 1.300 euros de gastos entre inscripción (1.500 euros para todos), viajes, facturación de la bicicleta en el avión (ida y vuelta) y las comidas, un aspecto este último que les preocupa. «Da un pouco de medo porque non estamos habituados a ese tipo de comida e se tes un problema dixestivo en carreira pode ser algo gordo». Máxime cuando para puntuar debe acabar todos. De hecho no se pueden separar en ningún momento de la prueba. Juntos de principio a fin.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reto extremo para un trío vigués a las puertas del Himalaya