Los niños reforestan Chandebrito

Alumnos del Marcote plantan 200 árboles en la zona incendiada


vigo /la voz

«Lo importante es que sea una labor continuista», afirma Miguel Armiño, profesor del colegio Marcote que coordina en este centro vigués los proyectos del programa Voz Natura que desarrolla la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre.

El colegio inició el año pasado un plan de reforestación de los montes de Chandebrito devastados por el fuego hace dos años. Entonces los chavales llegaron con doscientos ejemplares de robles, castaños, fresnos y abedules, para contribuir con su labor, a la recuperación del bosque que las llamas convirtieron en campos de cenizas. Ayer, los alumnos, de cursos de infantil, primaria y secundaria, regresaron con las palas dispuestos a seguir con la tarea. En esta ocasión empezaron con 70 árboles, pero acabaron plantando otros tantos. «Hubo que pedir más suministro. No contaban con que eran unos trabajadores tan entusiastas», destaca su profesor, que insiste en el relieve de una tarea que no es flor de un día, sino que se realiza un seguimiento periódico. Los chavales han acudido ya varias veces a comprobar el estado de las zonas plantadas con anterioridad y así seguirán, cuidando un bosque que sienten como suyo y al que seguirán yendo para ver cómo crece.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los niños reforestan Chandebrito