La atención primaria de Vigo irá a la huelga

La asamblea de médicos acuerda por unanimidad sumarse al paro, que aún se tiene que convocar y que está planeado para los días 9, 10 y 11 de abril


Vigo / La Voz

Una huelga. Ese es el horizonte al que se dirige la atención primaria de toda Galicia y ese es el escenario en el que ya está el personal de los centros de salud de Vigo. Ayer se celebró una asamblea de facultativos en la sede del Colegio Médico y la propuesta se acordó por unanimidad. Será los días 9, 10 y 11 de abril. La asamblea era el foro en el que los jefes de servicio y unidad anunciaban a sus compañeros su dimisión en bloque, la segunda en tres meses, esta ya definitiva e irrevocable. Además, surgió la propuesta de huelga, que está lanzando la llamada coordinadora gallega de atención primaria. Y fue votada por unanimidad, según confirman varios de los presentes.

Es cierto que una asamblea de médicos no tiene capacidad legal para convocar una huelga. Solo los sindicatos pueden hacerlo. Pero en la coordinadora gallega hay miembros de sindicatos que sí están dispuestos a convocar la huelga, de modo que ese no será el problema. La elección de las fechas está cargada de simbolismo. El 11 de abril ha sido designado Día de la Atención Primaria. Además, el día 12 arranca formalmente la campaña electoral para los comicios generales. Y queda justo un mes para preparar la huelga, que es un margen justo.

La redimisión de los jefes de servicio calentará esa huelga. De ahí la unanimidad de la asamblea. El hecho de que sea un paro corto, de solo tres días, facilita que muchos profesionales puedan seguirlo sin tener que meterse en un conflicto interminable que resulte costoso y fallido, como fue el de la justicia del año pasado. Además, miembros de sociedades científicas como la Asociación Gallega de Medicina Familiar y Comunitaria (Agamfec) participan de la coordinadora gallega y de la convocatoria de paro.

Pero hay más. Los jefes de servicio dimitieron -está previsto que presenten oficialmente su renuncia por escrito, a través del registro oficial y de forma individualizada- y solicitaron la solicitud de dimisión o cese de la gerencia del área sanitaria, encabezada por Félix Rubial. Solo entonces, dijeron, se plantearían paralizar su propia renuncia colectiva. Además, ya se está valorando que los tutores docentes renuncien. Es algo no solo de Vigo sino de toda Galicia y que, de ejecutarse, podría tener una trascendencia enorme. Si los tutores docentes renuncian masivamente, no se podrán formar médicos residentes de medicina de familia y pediatría. Esto tiene muchas consecuencias. Entre otras, el recambio generacional, que ya es precario porque hay pocos médicos de esas especialidades, estaría muy comprometido. Además, esta amenaza sobrevuela en un momento en que la Xunta ha pedido al Ministerio de Sanidad que le deje formar a más residentes en atención primaria para conseguir más doctores a medio plazo.

En el resto de Galicia también quieren que se extiendan las dimisiones. La coordinadora gallega está intentando que otros jefes de servicio abandonen sus puestos. Inicialmente, cuando los de Vigo plantaron en el mes de abril, ese horizonte parecía cercano. Pero nadie dimitió después de los vigueses y a estos el Sergas les rechazó su renuncia. Por eso ayer volvieron a anunciarla, después de no ver avances en las mejoras prometidas para atención primaria y del mantenimiento del gerente. Esta vez la renuncia es irrevocable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La atención primaria de Vigo irá a la huelga