A juicio un púgil por pegar a la hija de su exentrenador

El boxeador fue a socorrer a su hijo que peleaba en el cuadrilátero y dio un puñetazo a la delegada de la federación


VIGO / LA VOZ

La Fiscalía pide un año y 9 meses de cárcel por un delito de lesiones para un boxeador que asistía al combate de su hijo y, descontento por el arbitraje, le dio un puñetazo en la boca a la delegada de la Federación Galega de Boxeo, que resultó ser la hija de su exentrenador. La mujer le devolvió un bofetón y el fiscal pide ahora que ella pague una multa de 480 euros por un delito leve de lesiones.

El juicio iba a celebrarse ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Vigo pero se aplazó. El acusado es Roberto D., un excampeón con antecedentes. La riña fue a las 23.00 horas en una velada de boxeo que se libraba en el Centro Deportivo Municipal, en Eduardo Cabello. La Fiscalía relata que al caer uno de los púgiles, hijo del acusado, sobre la lona, el padre se aproximó al cuadrilátero para auxiliarlo. La delegada, G.A.R, se acercó por la espalda al acusado para que se apartase y dejase actuar al médico para curar al hijo. Pero, según el fiscal, el hombre se giró y propinó un puñetazo en el mentón a la delegada que le dio en la mandíbula izquierda. Ella, hija de un entrenador de boxeo, no se amilanó y abofetó al agresor, hasta que el público los separó. La lesionada necesitó 30 días de curación y la Fiscalía reclama que el acusado la indemnice con 900 euros y que ella le compense a él con 60 euros por el bofetón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A juicio un púgil por pegar a la hija de su exentrenador