«El rugbi es igual en Vigo, en Barcelona y hasta en la China»

El ex del Vigo milita desde hace año y medio en el Barça, donde ha aprendido a no ponerse límites


Vigo / La Voz

Hasta hace no tanto, un equipo completo representaba a Vigo en la élite del rugbi español. Hoy es un solo jugador, Marcos Muñiz (Vigo, 1992), salido de la cantera del conjunto vigués de este deporte, pero que hace año y medio decidió hacer las maletas rumbo al Barcelona para volver a disfrutar de la máxima categoría. En su actual club ha experimentado algunos cambios respecto a lo que conocía, pero es de los que mantienen que el rugbi es un lenguaje universal.

-Verano del 2017, decide irse al Barcelona. ¿Cómo fue?

-Había jugado con el Vigo en División de Honor, el equipo estaba en B y quería más. Hablé con David, entrenador que había tenido en Vigo y me puso en contacto. Como no pagaban, necesitaba un trabajo, así que se movieron, me consiguieron dos entrevistas y en una me cogieron para ser mecánico, que es el mismo trabajo que hacía en Vigo. Fue todo muy rápido, en una semana estaba resuelto.

-¿Fue igual de rápida la adaptación?

-En el equipo al principio estás un poco desubicado, no te conocen y no tienes amistades, aparte de que te ves medio solo en la ciudad. Pero ahora ya tengo grupitos dentro y fuera del rugbi y además me organizo bien. Salgo de trabajar a las seis y me da tiempo a llegar a casa, merendar, hacer la mochila e ir a entrenar, aunque algunos días cuesta.

-¿Fue sencillo hacerse un hueco en lo deportivo?

-Tuve relativa suerte, porque no es fácil confiar en alguien nuevo. Se lesionaron varios de mi posición y cuando me tocó, lo hice bien y empezaron a darse cuenta de quién era yo y a darme más oportunidades. Siempre confié en mis posibilidades. En Vigo estaba jugando bien y sabía que también podía hacerlo en el Barcelona.

-¿Qué diferencias de estructura y funcionamiento encontró entre los dos clubes?

-El ritmo del entrenamiento es mayor, notas detalles como que no se caigan tantos balones, que todo sea continuo y cada jugador sepa muy buen sus funciones, lo que te facilita aprender a moverse más. De todas maneras, este club me recuerda al Vigo en muchas cosas, este deporte es igual en Vigo, Barcelona y en la China.

-Y eso que usted tardó en descubrirlo.

-Sí, no empecé hasta los 18 años, en Madrid, en la universidad. Antes jugaba al baloncesto y me encantaba, así que no me apetecía cambiar. Al irme a Madrid, de manera alocada, decidí probar porque me insistían en que por mis características físicas podía encajar. «Tienes cuerpo», me decían». No me llamaba demasiado la atención y, sin embargo, ahora puede decirse que soy adicto. Es lo que me ha hecho moverme, me ha marcado mucho en todos los aspectos, no solamente en lo deportivo.

-¿Ha cambiado mucho como jugador en este tiempo?

-Sí, mucho. He aprendido que nunca puedes pensar que has llegado a tu tope. En cada cosa y en cada momento puedes aprender algo y desde que he llegado aquí lo hago constantemente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«El rugbi es igual en Vigo, en Barcelona y hasta en la China»