La lista de espera para operarse en Vigo ya es un 16 % menor que antes de abrir el Cunqueiro

Cada cirugía tarda una media de 80 días en el Chuvi y de 72 en Povisa; en total hay 10.656 personas aguardando una intervención


Vigo

El nuevo hospital de Vigo nació para poner fin al atasco sanitario que existía en la mayor área de población de Galicia. Ese atasco tenía un reflejo paradigmático en las listas de espera quirúrgicas, el tiempo que espera, de media, cada ciudadano que tiene que operarse. Los datos oficiales que difunde el Servizo Galego de Saúde (Sergas) sobre las listas de espera dicen que ese desatasco está en camino. El Cunqueiro abrió en el verano del 2015 y el 2014 había concluido con una espera media de 95 días para una intervención quirúrgica en los quirófanos del Xeral y del Meixoeiro. El tiempo que se espera para ser operado en el Cunqueiro y en el Meixoeiro es, de media, 80 días, según los datos de cierre del 2018. Es un 16 % menos. En aquel momento había 7.000 personas esperando y ahora son 369 más, de forma que el dato es estable.

«A tendencia é robusta: aumentar a actividade e reducir as esperas, aínda que canto máis reducimos, máis difícil é seguir baixando», interpreta el gerente del área sanitaria, Félix Rubial, que atribuye la caída en la lista de espera al esfuerzo de los profesionales y a la reorganización de los hospitales, con el Meixoeiro centrado en la cirugía sin ingreso (ambulatoria) y el Cunqueiro en las intervenciones urgentes o complejas. 

El Sergas había marcado al Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) terminar el año con una espera inferior a 80 días y concluyó en 79,8. Todavía no se ha firmado el objetivo del 2019, pero Rubial vaticina una caída de entre seis y ocho días, para estar, en todo caso, por debajo de 75. «Estamos nunha boa tesitura, temos unha boa estrutura, unha maquinaria engraxada e fomos quen de aumentar a nosa actividade a pesar de que o ano non foi sinxelo na área cirúrxica polos problemas de esterilización [se suspendieron operaciones y se retrasó la actividad por fallos en el proceso de lavado del material] e pola folga de facultativos».

La lista de espera está ahora en 80 días y hace un año eran 89. Cayó un 10 %. El número de personas que esperan apenas ha variado. Povisa también ha cumplido los objetivos que le marcaba el Sergas, que eran bajar de 76 jornadas de demora para cada intervención. A pesar de ser un año complicado para el hospital por sus tensiones financieras, sobre todo con el preconcurso en el último trimestre del 2018, el centro sanitario del Grupo Nosa Terra finalizó el año con 72 días de espera, frente a los 77 del año anterior. Hay 3.196 personas esperando, pocas más que un año antes.

Los hospitales de Vigo están en el camino de situarse a la par que los hospitales grandes de toda Galicia, que son A Coruña y Santiago. Pero siguen a cierta distancia: en el hospital herculino cada intervención se retrasa, de media, 71 días, mientras que en el compostelano son 64. Según los datos oficiales, hay 10.565 personas de la ciudad y su área esperando una intervención. Claro que los datos de la lista de espera siempre hay que interpretarlos con cautela. Primero porque son un dato estadístico: si una persona espera cien días y otra no aguarda nada, la espera media son 50 días. Segundo porque los datos son incompletos: la normativa estatal permite al Sergas ofrecer solo los datos de la lista de espera estructural, que eliminan del balance a las personas que posponen su intervención o a las que se les ofrece ser intervenidos en un hospital privado y lo rechazan. Esta otra lista, llamada no estructural, es el gran problema de Vigo. Pero los datos no son públicos.

En cualquier caso, el balance deja claro que traumatología sigue siendo la especialidad donde que aglutina a más gente. Son 2.565 pacientes en el Chuvi y 799 en Povisa, con tiempos de espera de 99 y 75 días, respectivamente. El Chuvi ha puesto en marcha un plan especial para la traumatología, que consiste en dedicarle más quirófanos. Se hacen operaciones de tarde en jornada ordinaria (no son horas extras) y también extraordinaria (sí lo son). Se han trasladado al Meixoeiro más intervenciones complejas, como la cirugía de rodilla y también, dice Rubial, la de miembro superior, desde hombro hasta mano, y la de miembro inferior, sobre todo pie. Los doce quirófanos del Meixoeiro permiten hacer muchas operaciones.

No todas son ambulatorias pero sí la mayoría. «Máis do 60 % da nosa actividade é ambulatoria e creo que aínda temos marxe para crecer. Canto menos usemos as camas para cirurxía, máis as teremos para outros pacientes, fundamentalmente médicos», explica Rubial, que subraya que antes de la reorganización aproximadamente la mitad de las operaciones eran sin ingreso y ahora son el 61 %.

En el Chuvi ya hay siete especialidades del total de catorce que están por debajo de los 65 días de espera, que es el objetivo global del Servizo Galego de Saúde. Las que tienen mejores resultados de espera son cirugía torácica, urología, neurocirugía y cirugía vascular. En el otro lado de la tabla, con traumatología están cirugía cardíaca, ginecología, plástica y otorrinolaringología.

En el 2018 el Chuvi operó a 37.009 personas.

Consultas

En las consultas, los datos oficiales van en la misma línea. La espera media para una consulta es de 51 días (tres menos que hace un año). Hay 36.364 personas aguardando una cita con el especialista (1.200 menos que un año antes). También aquí hay que tomar con cautela las listas de espera, porque siguen siendo datos estadísticos y porque solo reflejan el tiempo que se espera para la primera consulta, no para las revisiones. Además, el Sergas no ofrece datos de espera para las consultas de Povisa.

De nuevo, si se compara con diciembre del 2014, el tiempo de espera ha bajado en 14 días, aunque también hay siete mil personas más que esperan una primera cita con un especialista del hospital.

Urgencias

En el último año las urgencias apenas crecieron. Pero esto tiene un matiz, que tiene que ver con la demografía: hay dos mil urgencias menos de embarazadas (obstétricas) y menores de quince años (pediátricas), mientras que las que suben son las del resto de pacientes, que en el hospital se conocen como adultos. Un día medio, según los datos del 2018, llegan a las urgencias del Hospital Álvaro Cunqueiro 355 adultos, 112 niños y 29 embarazadas. En total son 496 personas que requieren una atención de urgente.

A ellos se suman los de los puntos de atención continuada. En los PAC del área el número de atenciones cae en conjunto, si bien hay diez de estos dispositivos y la realidad de cada uno es diferente. Cada día, hay 728 que deciden ir a las urgencias extrahospitalarias antes que desplazarse hasta el Cunqueiro, aunque alrededor de un 10 % tienen que ser derivados al hospital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La lista de espera para operarse en Vigo ya es un 16 % menor que antes de abrir el Cunqueiro