El Ayuntamiento dedica más dinero de las ayudas de emergencia a alimentos que a evitar desahucios

El gobierno local aprueba las bases para conceder 892.000 euros a familias necesitadas


vigo / la voz

El Concello de Vigo acaba de publicar las bases para optar a las ayudas de emergencia social. Las arcas municipales dedicaron de enero a noviembre del año pasado un total de 801.379 euros en aportaciones directas para atender casos de necesidad que no podían esperar. La partida se incrementará todo este año hasta los 892.000 euros.

Del 1 de enero al 30 de noviembre del 2018, el Ayuntamiento destinó más dinero a comida que a evitar desahucios. Concretamente, 306.440 euros fueron para alimentación básica y algo más de 217.000 para alquileres y alojamiento.

El programa del 2019, previsiblemente, seguirá en esa tónica.Podrán acogerse a él aquellas personas o familias que carecen de recursos económicos suficientes para afrontar una determinada situación de emergencia social relacionada con su vivienda, la alimentación básica de las personas integrantes de la unidad famliar u otras situaciones debidamente acreditadas que, de no ser atendidas, podrían derivar en una situación de marginalidad o exclusión social. Son ayudas puntuales que en ningún caso constituirán un complemento ordinario del importe de las prestaciones públicas que puedan percibirse de otras administraciones públicas.

Se destinarán a pagar los gastos de alquiler o alojamiento a los caseros cuyos inquilinos no pueden pagar las cuotas para evitar que sean expulsados de sus hogares. La alimentación básica, la compra de mobiliario de primera necesidad, el gas, la luz y el agua son otros gastos que están contemplados. También podrán solicitar esta ayuda aquellas personas que no puedan afrontar pagos en la farmacia, para la adquisición de prótesis, pagar créditos hipotecarios, mejorar la habitabilidad de sus hogares o abonar las deudas contraídas con las comunidades de propietarios. En función de la clase de ayuda que se trate, los importes podrán hacerse mediante transferencias bancarias, la tarjeta social de prepago o el ingreso directo a los proveedores o arrendadores.

Son los propios interesados los que deben de presentar las solicitudes en el registro municipal. Una vez recibidos los informes de las trabajadoras sociales, una comisión de valoración se encarga de formular la propuesta de resolución que proceda. Posteriormente, deberán justificar los gastos mediante facturas.

El Concello eleva a 2,5 millones de euros lo consignado en los presupuestos de este año para ayudas sociales. Incluye el cheque social para vivienda, alimentos y energía. Es un dinero del que dependen muchas familias para poder subsistir y llevar una vida digna evitando caer en situaciones de marginación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ayuntamiento dedica más dinero de las ayudas de emergencia a alimentos que a evitar desahucios