Vox: «El ritmo de adhesiones al partido es brutal, también en Vigo. Esta mañana siete afiliados más»

Carlos Punzón
C. Punzón VIGO

VIGO

Manuel Gil en una foto tomada por él mismo para su cuenta de Facebook
Manuel Gil en una foto tomada por él mismo para su cuenta de Facebook

Manuel Gil, impulsor del partido de Abascal en la ciudad, augura que conseguirán un concejal en las elecciones municipales

22 feb 2019 . Actualizado a las 16:04 h.

No tienen estructura en Vigo, ni rostro público, ni sede, ni propuestas concretas, pero los promotores de Vox en la ciudad aseguran que su irrupción va a ser una sorpresa y dan por hecho que estarán en la nueva corporación municipal que se elija el 26 de mayo. Manuel Gil, impulsor de Vox en Vigo y encargado de canalizar las altas de nuevos militantes, manifiesta su sorpresa por la expectación que observa está concitando la formación que lidera Santiago Abascal. «El ritmo de adhesiones a Vox es brutal, también en Vigo. Esta mañana mismo he dado de alta siete afiliados más», dice. «Nos llegan sobre todo votantes del PP y de Ciudadanos, todos los días. Están desanimados y desengañados por la falta de determinación del PP o los cambios de criterio continuos de Ciudadanos, y en nosotros se encuentran con un partido con las ideas claras», mantiene. Gil, que opta a convertirse en coordinador de Vox en Vigo, aunque afirma no pretender ser candidato a las elecciones municipales, augura que la formación de extrema derecha obtendrá dos concejales en Pontevedra y uno en Vigo.

«No somos falangistas»

«Pero no somos de extrema derecha, ni falangistas, somos patriotas», defiende llevando siempre su discurso al ámbito estatal. «Cómo vamos a ser tan radicales como se dice si el 35 % de nuestros seguidores vienen de Ciudadanos y otro 10 % del PSOE. Lo que pasa es que la gente está harta», tercia Manuel Gil. «Eso sí, somos muy claros ante todo sobre la unidad de España, sobre lo que se debería hacer en Cataluña, y muy claros también respecto a la inmigración ilegal, que hace que a muchas personas no se les pueda dar la ayuda por dependencia o recibir la atención sanitaria que necesitan», afirma asegurando contar con testimonios que lo prueban. «Pero no estamos ni en contra de la inmigración, ni de los derechos de ningún colectivo por razón de religión, preferencia sexual o género. ¿Quién va a defender más a la mujer que nosotros?, porque para nosotros la familia es lo primero y por eso abogamos por la cadena perpetua para los violadores y los asesinos», relata haciendo una revisión de las propuestas más polémicas de Vox.

«Nos apoyan mandos militares»

Gil Martínez, empleado de seguridad en Aduanas, cifra en más de trescientas las altas de militantes realizadas en Vox en la provincia de Pontevedra, «y pasaremos de mil antes de mayo, y eso que aún no saben de nosotros, ni cómo contactarnos». Afirma que entre las recientes adhesiones «tenemos abogados, muchos empresarios y gente vinculada a mandos del Ejército, Guardia Civil y la Policía, entre otros, gente que no les gusta como van las cosas. Habrá buenas listas de Vox», insiste uno de los impulsores del partido en la ciudad olívica.