La cooperativa de armadores de Vigo impulsa la comercialización del pepino de mar en Asia

El precio puede alcanzar los 80 euros por kilo en China mientras que en Galicia tiene escaso valor


Vigo

La cooperativa de armadores de Vigo, Arvi, tiene esperanzas en el pepino de mar, una especie hasta ahora descartada por la flota española pero muy demandada en los mercados asiáticos donde alcanza precios de «hasta 80 euros el kilo», señala el director gerente, José Antonio Suárez-Llanos. La cooperativa está impulsando la pesca y la comercialización cuyos pioneros son el Grupo Josmar y la armadora Eirepesca que participan en el proyecto denominado Holoplus, que viene desarrollándose desde 2016 y culminó el pasado diciembre.

El proyecto, cuyo objetivo fundamental es consolidar la producción y comercialización internacional del pepino de mar, ha desarrollado diferentes actividades a bordo y en tierra. En concreto, en el buque Skelling Light II de Gran Sol, perteneciente a Eirepesca, se ha trabajado de cara a estandarizar el procesado a bordo en dos formatos: entero congelado o eviscerado congelado. En esa línea se han diseñado diferentes equipos auxiliares para el parque de pesca que permitirán una mejora en el procesado y la calidad del producto final. De esta forma se obtiene un producto más homogéneo de toda la flota para su exportación a Asia. En tierra se ha proyectado una planta de secado adaptada al pepino de mar capturado por los buques pesqueros. Se ha conseguido estandarizar el proceso (tiempos de cocción, secado y salmuera), llegando a unos estándares de calidad básicos para la entrada del producto en el mercado asiático. Las pruebas se han efectuado en una planta piloto en la que también se ha realizado el secado de productos alternativos como la zapata, la oreja de mar o la pota, obteniendo resultados satisfactorios para todos ellos. En apoyo a la comercialización, se ha desarrollado una plataforma online que permite la comunicación directa entre barco y planta en tierra para una mejor coordinación. El año pasado se produjeron 150.000 kilos, que en Galicia alcanzan poco precio, apenas 250.000 euros en primera venta mientras que en Asia el precio se dispara.

Por otra parte el presidente de los armadores de Vigo, Javier Touza y la conselleira do Mar, Rosa Quintana, han expresado su inquietud por lo que pueda ocurrir con el Brexit. «Ahora será más duro. Lo lógico sería un divorcio consensuado», señaló Quintana mientras que Touza ha hecho un llamamiento a la tranquilidad de todos los asociados.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, destacó ayer que la holoturia es un «producto de excelente calidad das nosas costas. Quintana aseguró que las cocinas de los grandes chefs internacionales están usando este producto que también tiene aplicaciones en la industria farmacéutica.

Galicia comenzó a explotar el llamado popularmente carallo do mar en el 2015, cuando apenas se cogieron 6.800 kilos, pero las capturas se han multiplicado por 22 en apenas tres años. La empresaria Pilar Estévez ha sido una de las impulsoras de la extracción de la holoturia en aguas del Gran Sol. Pero en las costas gallegas también se está comenzado a extraer con éxito en la zona de Vigo, Cangas, O Grove, Aldán, Barallobre y A Coruña.

«Ahora hace falta que más barcos se animen a pescar esta especie», manifestó José Antonio Suárez-Llanos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La cooperativa de armadores de Vigo impulsa la comercialización del pepino de mar en Asia