El negocio en B que también salpica a la lonja de O Berbés


El otro gran frente está en los puertos y en las lonjas. El Servizo de Gardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar, el Seprona de la Guardia Civil, la Policía Autonómica o la propia Agencia Tributarias son los encargados de rastrear el fraude, ya en las zonas portuarias o desde despachos para analizar balances financieros. La entrada en acción de Hacienda, junto a investigaciones judicializadas, dimensiona perfectamente el calado de este negocio en B que salpica a los principales puertos de Galicia. En el caso de Marín, el año pasado, el Tribunal Supremo ratificó las multas impuestas a 177 armadores que acabaron reconociendo la comercialización de kilos y kilos de pescado sin declarar. En O Berbés, en el 2016, pasó lo mismo: 147 armadores o vendedores de pescado de la provincia que operaban en esta lonja acabaron confesado ante Hacienda que manejaron una contabilidad B mientras comercializaron sus capturas entre el 2007 y 2010. La investigación incluyó el registro, con mandato judicial, de las oficinas de los empresarios investigados para buscar documentación. Las sanciones, finalmente, oscilaron entre los 15.000 y 200.000 euros. El Tribunal Superior veía «algo común» el circuito de los fondos opacos en el sector intermediario pesquero.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El negocio en B que también salpica a la lonja de O Berbés