Un enfoque 2.0 para enseñar ciclismo

El club vigués apuesta por una evolución de la figura del director deportivo, más cercano y accesible


VIGO / LA VOZ

El nombre del club de ciclismo de montaña vigués 2.0 Sport Team da la primera pista sobre la filosofía con la que sus dos entrenadores, David Alfonso y Emilio García, lo pusieron en marcha en el año 2012. Los dos entrenadores, con una amplia trayectoria como ciclistas no profesionales, venían ejerciendo ya de directores en otro club cuando se lanzaron a la creación del suyo con una idea clara: «Darle un enfoque diferente al tradicional, más avanzado, dejando atrás la visión tradicional para dar paso a otra más moderna», en palabras de Alfonso.

Cuando habla de esa modernización se refiere a un concepto nuevo de su propio papel como responsable del equipo y a la manera de relacionarse con sus deportistas. Sus vivencias les llevaron a querer buscar una propuesta diferente a lo que habían conocido como corredores. «Estamos acostumbrados a la figura del entrenador o director deportivo que da órdenes y los corredores las acatan, cumpliendo lo que les dicen a pies juntillas y sin más», analiza.

Ellos se han decantado por utilizar un modelo más abierto y flexible donde la persona responsable del equipo «explica bien cada cosa que piden a los chicos, lo que quiere que se haga y por qué, buscando enseñar y formar en vez de aleccionar», que es lo que entiende que se venía haciendo de manera mayoritaria en esta disciplina. «Es una evolución lógica», valora David, que considera que su modelo está más acorde con los tiempos actuales y que es un cambio natural.

Como en todo proyecto nuevo, los inicios no fueron sencillos. Comenzaron con cuatro o cinco niños con los que ya habían trabajado en su anterior club y buscando ampliar la cifra. No resultó nada fácil. «Intentamos publicitar la actividad repartiendo 5.000 panfletos por colegios, pero nos encontramos con que la respuesta fue prácticamente nula, conseguimos un niño, creo», recuerda. Resultó que la solución era otra e iba a acorde con su filosofía. «Poco a poco, sobre todo a través de las redes sociales y del boca a boca, fuimos dándonos a conocer», indica.

Actualmente tienen alrededor de 40 niños con edades comprendidas entre los cinco y los quince años, más algún adulto que corre con licencia del club. «Más que nada son algunos amigos y conocidos nuestros, porque 2.0 Sport Team nació como escuela para los más pequeños y nuestra idea es esa», razona Alfonso. Él establece la edad ideal para iniciarse en los seis años porque con cinco «a veces son capaces, pero en otras ocasiones aún son demasiado pequeñitos y les falta un poco, para manejarse». Todo depende, en cualquier caso, del desarrollo de cada uno.

En general los deportistas ya saben montar en bici en el momento en que se incorporan al club, fruto de un aprendizaje que, explica David, también ha evolucionado de manera notable. «Hoy en día es más fácil, ya no es como antes con los ruedines, ahora empiezan con las bicis sin pedales desde los dos años, las usan como correpasillos, poco a poco levantan los pies, se van dejando llevar, cogiendo equilibrio y ya el paso de pedalear surge como algo fácil y natural», precisa.

Una vez en el club, van trabajando progresivamente otra serie de conceptos que comienzan por lo más básico: la postura sobre la bici. A partir de ahí, se incide en cómo colocar los pies, los movimientos del cuerpo hacia adelante y hacia atrás, el uso de los frenos o de los sistemas de derrape, puliendo los detalles poco a poco. «Empezamos haciendo rutas muy sencillas y vamos elevando el nivel de acuerdo con el desarrollo. Se hacen juegos y la dificultad tanto técnica como física va creciendo», destaca. Para ello cuentan con dos grupos de iniciación y otros dos más avanzados que trabajan en el entorno del parque do Vixiador.

En cuanto a la competición, se adaptan a las preferencias de los ciclistas. «Hay algunos que te lo piden y otros a los que no les interesa en absoluto. A los que quieren les facilitamos que puedan participar en carreras de mini BTT». Lo más importante, dice Alfonso, es la motivación, «que nazca del niño y no venga impuesto. Si no, no van a disfrutar como buscamos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un enfoque 2.0 para enseñar ciclismo