Premio a la apuesta de casa

El Celta, que comenzó una fuerte apuesta por la cantera hace tres años, se convierte en el primer club femenino de Galicia para la RFEA


la voz

La apuesta por la cantera le ha salido redonda al Celta de atletismo femenino. Con gente de casa y alguna apuesta externa, la entidad se ha erigido en el mejor equipo femenino gallego según la RFEA, ocupando el trigésimo segundo lugar en un ránking estatal en el que tienen cabida 414 equipos. «É un premio ao traballo e á aposta pola canteira», comenta Paula Mariño, antes atleta y ahora presidente del Celta Atletismo Femenino.

Aunque cargado de historia, el Celta inició un nuevo camino tres años atrás al apostar por las escuelas de atletismo como base de su futuro. La idea, además de dotar a la entidad de unos cimientos sólidos, también era despertar el sentido de pertenencia a una entidad. La apuesta, con la implicación de un buen número de técnicos, comienza a dar sus frutos. «Queríamos contar co factor emocional e apostar pola xente da casa e outra que é como se o fora», comenta Paula poniendo como ejemplo a Emma Valencia, una ourensana totalmente integrada en el club.

Además, con la apuesta por la cantera también han conseguido dar continuidad y estabilidad al proyecto, porque uno de los grandes hándicaps del atletismo femenino es cuando las deportistas llegaban a la edad de cursar estudios universitarios y muchas de ellas lo acababan dejando, lo que se traducía en contar siempre con una plantilla extremadamente joven. «Faltaba continuidade no equipo sénior e agora ao ter máis canteira tamén temos máis onde elixir», dice Paula, que tampoco se olvida de los puntos que aportan las veteranas cuando llega la competición de clubes.

Esa juventud se sigue dando porque la presidenta céltica sitúa por debajo de los 20 años la media de edad de la entidad, pero el escenario es otro, y todo apunta a que esta formación actual se puede mantener durante un tiempo.

La continuidad sería el primer paso para abordar la tarea del ascenso a División de Honor, un objetivo que está en el horizonte pero que no tiene fecha en el calendario. «É algo que non nos preocupa, pero é un obxectivo a medio prazo», explica la presidenta antes de poner el acento en un aspecto no menos importante: «Queremos que cando chegue ese ascenso non signifique un descalabro e volver a baixar ao ano seguinte». Eso sí, no duda que sería algo especial «chegar a División de Horna con xente da casa».

Por el momento, por presupuesto su sitio está en la segunda categoría, en la que volverán a competir en la Liga de Clubes en el año 2019 con dos cambios significativos con respecto al curso pasado porque ya no está Nedian Vargas, la velocistas venezolana, ni tampoco la marchadora Iria Rivas. Por contra, Mar Chillón, la marchadora canguesa, vuelve a vestir de celeste (lo hizo antes como club asociado) después de su paso por el Valencia Sport. Paula Piña es la otra alta del club. El resto, una formación de lo más continuista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Premio a la apuesta de casa