El Concello sentencia a muerte el Tamberlick

En 1991 la corporación aprobaba la construcción de un edificio en su lugar


La corporación viguesa alcanzaba el 29 de noviembre de 1991 sesión plenaria un consenso desconocido hasta ahora en un asunto de tanta trascendencia como el urbanístico. Sin mayor problema, e incluso sin debate, todos los grupos políticos aprobaron por unanimidad asuntos como la unidad de actuación Tamberlick, la de la manzana del cine Fraga o la urbanización de la calle Torrente Ballester.

Este clima se enmarcaba en el general de entendimiento que presidía los trabajos de la comisión mixta que debía elaborar el nuevo plan general de la ciudad.

También se decidió aceptar la petición del puerto de ampliar la información pública del proyecto que pretende cambiar la faz de la ciudad en la zona litoral del centro de la ciudad. Aquel día se sentenció el teatro más antiguo de la ciudad. Había sido construido a finales del siglo XIX. En su lugar se levantó un edificio, dejando, casi como una burla, una zona porticada que pretendía recordar la fachada del teatro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El Concello sentencia a muerte el Tamberlick