El fiscal rebaja su petición de carcel al agresor de los aguacates porque tiene un déficit intelectual

El fiscal rebaja la petición de pena por intento de homicidio porque el acusado padece un trastorno crónico de personalidad que minora levemente su capacidad de voluntad


Vigo

La psiquiatra de la prisión de A Lama diagnosticó un funcionamiento intelectual deteriorado al acusado de intentar matar a un vecino de Teis por unos aguacates. La doctora considera que eso pudo deberse a un traumatismo craneoenfálico sufrido en un accidente de tráfico o por el consumo de droga. 

La segunda sesión del juicio se ha celebrado esta mañana en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo.

El fiscal, tras oír el diagnóstico, rebajó la pena por el intento de homicidio. Admite que el acusado padece un trastorno crónicono diagnosticable de personalidad leve que minora levemente su capacidad intelectual aunque mantiene integra su voluntad. Le beneficia con una atenuante de alteración psíquica y rebaja la pena a siete años de cárcel por un intento de homicidio y ocho años y medio de alejamiento de la víctima. Retira la responsabilidad civil.  

El fiscal recalca que la versión del acusado es «falsa y falaz» y que no puede invocarse como legítima defensa que el implicado hunda una barra de hierro en el cráneo de un vecino porque la víctima le golpeó primero con una cadena de perro. No ve proporcionalidad entre provocación y respuesta. Recordó que el acusado fue condenado a 17 años de cárcel en 1984 por un homicidio, además de sumar otras penas por un atraco y un atentado a la autoridad. Todo eso revela un «perfil criminal» en el acusado. En el caso de los aguacates, «le rompió literalmente el cráneo con una barra metálica, es un golpe homicida pues iba dirigida a una zona vital aunque no produjese la muerte», dice. 

La abogada señala que el implicado actuó en legítima defensa y «miedo insuperable» al ser atacado por un vecino con un perro de presa con el que riñó por la recogida de unos aguacates de un árbol público en Teis en la Navidad del 2016.

Intento de homicidio por unos aguacates 35 años después de cometer un crimen

e. v. pita

El acusado, que en 1984 fue condenado por matar a un patrón de pesca, alega en el juicio que su víctima quería cogerle la fruta

Fernando L.P., condenado en 1984 por matar a un patrón de pesca, compareció ayer en un juicio en la Audiencia por un intento de homicidio. Le acusan de fracturarle el cráneo a un joven vecino de Teis con una barra de hierro tras discutir por unos aguacates en la Navidad del 2016. Alega defensa propia. Afronta 9 años y medio de cárcel y el pago de una indemnización de 47.000 euros.

En el juicio anunció a la sala que cambió su apellido L. por C. y contó su versión: la víctima se mofó de él y se apropió de la fruta que tiraba al suelo tras arrancarla de las ramas de un aguacatero público en la Baixada a Ríos. Le recriminó y el otro le fustigó con la cadena de su perro, «un pitbull» (un alano español). «Las otras veces yo me lo busqué pero esta yo fui de legal y él me quiso avasallar», dijo el acusado en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, en Vigo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El fiscal rebaja su petición de carcel al agresor de los aguacates porque tiene un déficit intelectual